Compartir

En el Parlamento abierto virtual “Análisis de la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Ciberseguridad”, diputadas y diputados externaron comentarios sobre el documento que busca otorgar al Congreso de la Unión la facultad de legislar en este tema, toda vez que la pandemia y el confinamiento trajo ciberataques más constantes. 

No se pretende afectar el derecho a la libertad de expresión 

La presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena), señaló que se analiza la propuesta de dictamen que reforma la actual fracción XXIX-M del artículo 73 constitucional, a fin de otorgar al Congreso de la Unión la facultad de legislar en materia de ciberseguridad y sentar las bases para la creación de un marco normativo dinámico para salvaguardar la seguridad cibernética de las y los mexicanos.

Consideró necesario zanjar las dudas sobre los fines de la propuesta, ya que en ningún momento se pretende afectar el derecho a la libertad de expresión; por el contrario, se busca brindar certeza jurídica para seguridad de todos quienes usamos los medios digitales 

La enfermedad de Covid-19 y el necesario resguardo de la población a la mayor escala posible, mencionó, vino a impactar de manera trascendental en el uso de tecnologías, siendo el único mecanismo viable para la comunicación de masas y celeridad de respuesta, lo que trajo ciberataques más constantes que revelan la clara necesidad de regular en materia de ciberseguridad.

Alavez Ruiz señaló que dentro de los ataques cibernéticos a la población en general, entre la que se encuentran los menores, están: ciberbullying, cibergrooming, robo de identidad y el sexting. 

“Esos riesgos seguirán al alza mientras no existan mecanismos de control para evitarlos, por lo que resulta ser una necesidad imperiosa la salvaguarda de la integridad de las personas y en específico de los menores, que con mayor frecuencia son víctimas de redes de pederastas y extorsionadores, o los hacen más vulnerables frente a amenazas como pornografía, secuestro y desaparición forzada”, agregó.

De acuerdo con estadísticas del INEGI, en 2019 más del 25 por ciento de mexicanos entre 12 y 19 años fueron víctimas de ciberacoso, riesgo que es aún mayor en mujeres en dicho rango de edad y del cual generalmente no conocen la identidad de su atacante. Además, el 40.3 por ciento de las mujeres de 12 años recibió insinuaciones o propuestas sexuales y el 33 por ciento de los hombres víctimas de ciberacoso recibió mensajes ofensivos.

También, expuso, es la red de defraudadores que cada vez se promueve más en redes sociales y que engaña y abusa de las necesidades de la población. “Es urgente que sean identificados y erradicados, pues la enfermedad de Covid-19 ha disparado el engaño, no sólo de quienes buscan una oportunidad laboral, sino de quienes necesitan insumos para atender la misma”. 

Aseguró que la pandemia permite a los ciberdelincuentes acosar, vulnerar y defraudar a la población. De ahí que sea necesario el establecimiento de facultades que propicien establecer lineamientos en materia de ciberseguridad, “máxime si consideramos que las implicaciones de la delincuencia cibernética trascienden a la seguridad nacional, por lo que legislar al respecto es facultad exclusiva del Congreso de la Unión”. 

Llamó a generar conciencia sobre la relevancia de los riesgos que se presentan en materia de ciberseguridad y, en ese sentido, crear el marco jurídico necesario que permita atender los problemas que en la materia se han presentado en nuestro país.

En el foro, abundó, escucharemos voces de expertos y de autoridades que plantearán la visión que tienen desde su ámbito de competencia e interacción, lo cual robustecerá el análisis de la Comisión de Puntos Constitucionales que conllevará a la toma de la mejor decisión posible sobre el tema. 

Se requiere un enfoque de seguridad nacional 

El diputado Javier Salinas Narváez, secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, planteó que la reforma incluya rubros como innovación, investigación, desarrollo tecnológico y seguridad en el ciberespacio con estricto apego a los derechos humanos 

Mencionó que el ciberespacio se promueve como un entorno libre y de gobernanza global; sin embargo, los países más desarrollados coinciden en que se debe encontrar un equilibrio a partir de la coordinación y cooperación en el sector público y privado, incluyendo a la academia y la defensa para asegurar un desarrollo sostenible en su nuevo entorno de la economía globalizada.

Puntualizó que “el texto de la norma que se propone se centra en las cuestiones de seguridad nacional, pero no considera el desarrollo nacional fundamentado en la teoría del Estado de que sin seguridad no hay desarrollo y sin desarrollo no hay seguridad; es decir, que para alcanzar los objetivos e intereses nacionales del desarrollo, estos deben asegurarse a favor de su población, territorio y forma de gobierno”.

Se busca establecer una legislación en redes sociales

El diputado Porfirio Muñoz Ledo (Morena) dijo que este tema ha evolucionado de ser un problema de seguridad internacional a uno de seguridad personal. “Lo que se está planteando es una legislación en redes sociales y en la esfera internacional una convención que debe ser firmada por todos los Estados”.  

Comentó que se debe ubicar este tema en sus dos dimensiones: la de mención internacional, que es de derecho público y de derecho entre los Estados, y la parte que corresponde a la esfera interna del país y que merece una reforma constitucional muy bien pensada, no solamente facultar al Congreso de la Unión sino una reforma sustantiva que tiene que ver con los derechos humanos y de la nación.  

“Tenemos que proteger a México del exterior, proteger nuestra seguridad y nuestros recursos a nivel internacional y otorgar seguridad a la comunidad nacional y a cada uno de los individuos que lo componen”, agregó.

México y muchos países tienen retos que enfrentar

La diputada Martha Tagle Martínez (MC) señaló que en materia de ciberseguridad no sólo México, muchos países tiene muchos retos que enfrentar y, sin duda, “en muchos casos, en muchos sentidos vamos muy atrasados en las legislaciones, mientras que los avances tecnológicos van más allá de las regulaciones al respecto y de los delitos que se pueden cometer a través de estos medios”.

Enfatizó que la propuesta legislativa que hoy se analiza busca dar la facultad legislativa para que los diputados y senadores “hagamos leyes en materia de ciberseguridad” y destacó la importancia de esta discusión abierta para tener una claridad de lo que significa ciberseguridad

Estimó necesario acotar el tema para tener claridad de que esto no tiene que ver con los contenidos que los usuarios puedan manejar a través de redes sociales. Además, dijo, otro tema importante es si efectivamente la regulación en esta materia debe considerarse en el ámbito de la seguridad nacional.

Redimensionar imagen