Compartir

Durante la sesión a distancia de la Comisión Permanente, el senador Noé Castañón presentó dos puntos de acuerdo que buscan garantizar a la ciudadanía el derecho a la salud y apoyar al personal médico de primera línea en el manejo de la pandemia. 

El legislador exhortó al titular de la Secretaría de Salud, con la finalidad de que garantice el derecho a la salud de las y los mexicanos, obligando a que los hospitales y unidades de salud no puedan negar la atención o auxilio a las personas que lo requieran.

Lo anterior, tras darse a conocer que ante la saturación, la falta de equipos y de material de hospitales y unidades de salud, el Consejo Nacional para Prevenir Discriminación alertó que los centros de salud se han visto obligados a negarle la atención médica a las personas que lo soliciten, justificando que no cuentan con una estructura suficiente para soportar una pandemia.

“Este punto de acuerdo va encaminado a que el secretario de Salud conmine a los hospitales, tanto públicos como privados, en su responsabilidad de atención y hacer un esfuerzo en la medida de sus posibilidades, para poder brindar la atención médica de las y los ciudadanos que se encuentren en un estado grave por el virus de covid-19, para que de esta manera se garantice el derecho a la salud a las y los mexicanos”, aseguró. 

Por otro lado, el senador Noé Castañón señaló que desde el inicio de la pandemia el personal hospitalario se ha visto afectado por la saturación en el sistema de salud, la falta de apoyo por parte del gobierno, así como la falta de material y estructura adecuada para combatir la emergencia sanitaria por el virus Covid-19. 

“Sin embargo, día con día exponen su vida a diversos focos de contagio generados en hospitales y en unidades de salud, todo con la finalidad de salvar y proteger la salud de cada una de las familias mexicanas, a pesar del esfuerzo y entrega del personal de salud, sus familias no han sido consideradas como de primera línea de atención de vacunación, siendo las principales personas con las que tienen contacto”, indicó.

Por ello, propuso un punto de acuerdo por el que se exhorta al titular de la Secretaría de Salud con la finalidad de que los familiares del personal de salud que estén en la primera línea de atención del control del Covid-19 sean considerados dentro de las primeras etapas de la aplicación de la vacuna contra el Covid-19. “Es imperante la necesidad de incluir a los familiares directos que conviven con el personal médico y hospitalario dentro de las primeras etapas de vacunación, esto como un aliciente incluso después de haber dado su trabajo, e incluso su vida, a la atención de las mexicanas y los mexicanos”, finalizó.

El punto de acuerdo fue turnado a la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente. 

Redimensionar imagen