Compartir

POR VIRGINIA PREZ SOUZA

El presidente del Senado, Martí Batres dijo que con la reforma Laboral inicia una transformación del país en esa materia, para eliminar los “contratos de protección” que grupos obligaban o imponían a los empresarios sin que los empleados supieran.

Explicó que  tenemos en México algo que se le ha dado en llamar “contratos de protección”, es decir, relaciones contractuales ficticias, en la que un grupo le impone a una empresa un contrato, sin que los trabajadores sepan. Se extorsiona al empresario, por un lado y, por otra parte, se le da la espalda al trabajador.

Lo anterior  dijo luego de recibir una delegación de la Cámara de Diputados de la República Checa, encabezada por Radek Vondrácek. En el encuentro se destacó la importancia de fortalecer los principios del multilateralismo y de establecer relaciones económicas en igualdad de condiciones entre las naciones.

Asimismo, Batres señaló que también en nuestro país tenemos una historia en el sindicalismo, ligada al proceso de la Revolución Mexicana de 1910, 1917, que llevó a sindicatos únicos, además incorporados a un partido oficial en algún momento, y ese fue un esquema histórico.

Que todo eso es lo que está transformándose, además por otro lado, señaló que que se tiene una baja tasa de sindicalización en nuestro país, y se trata de nivelar las cosas y que haya un mejor equilibrio entre los factores de la producción.

“Esta es una reforma para que se den relaciones más equilibradas entre el capital y el trabajo, entre las empresas y los trabajadores, y que va a permitir fortalecer el mercado interno, que es importante para México”.

Redimensionar imagen