Compartir

La mejor alianza es con la ciudadanía, “expresando su voz, defendiendo sus causas y peleando sus batallas”, aseguró la senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez, quien subrayó que todo el esfuerzo que los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) hagan por defender a México no llegará muy lejos si no cuenta con la participación decidida y actuante de la sociedad.

Al rendir su segundo informe de labores legislativas destacó que todas sus actividades están orientadas a trabajar por el bien de Querétaro y del país, y en generar mejores condiciones de vida para la población, por lo que la emergencia sanitaria, el grave problema de la inseguridad y la difícil situación económica son desafíos que tienen que ser afrontados con determinación.

La nación vive tiempos muy complejos, “estamos al borde de los 100 mil fallecimientos por Covid-19, con cerca de un millón de contagiados y en medio de la peor crisis económica desde 1932”; la tragedia que ha enlutado a miles de familias que lamentablemente han perdido a un ser querido, recalcó.

Con la salud no se juega, “se lo dijimos a Morena y a este gobierno que se empeñó en desaparecer el Seguro Popular para crear el Insabi”, un sistema centralista y burocrático que lejos de estar a la altura de países desarrollados como se prometió, ha causado la negligencia criminal en el desabasto de medicinas y falta de atención médica, especialmente para los niños con cáncer.

Añadió que, ante la falta de una eficaz política de salud a nivel federal, nuestro país ocupa el cuarto lugar en muertes por Covid-19 y el vergonzoso primer lugar mundial de decesos de personal de salud con más de mil 800 trabajadores fallecidos por esta causa, situación a la que los gobiernos estatales han tenido que dar respuesta sin contar con recursos adicionales.

Expuso que junto con sus compañeros de bancada demandaron hacer pruebas masivas para la detección del virus, adaptar clínicas, hospitales y espacios de salud como centros de atención y dotar de material y equipo médico de protección al personal de salud.

Pese al discurso oficial, sostuvo la senadora por Querétaro, la curva no se aplana ni se ha domado la pandemia.

“Hoy se habla de un rebrote cuando el virus realmente nunca se ha ido”, advirtió.

Con la parálisis causada por el Covid-19, continuó, 12.5 millones de personas perdieron su fuente de ingresos y se cerraron 320 mil micronegocios, generando un impacto terrible en el bolsillo de la población, por lo que los senadores del PAN propusieron una iniciativa de Ley de Emergencia Económica para garantizar un Ingreso Básico temporal a todos los afectados.

La senadora Guadalupe Murguía explicó que la medida consiste en otorgar durante la crisis un apoyo económico temporal de 3 mil 207 pesos mensuales a los trabajadores, así como en entregar 27 mil 500 pesos mensuales a las MiPymes para ayudarlas a su reactivación económica, además de ofrecerles prórrogas para el pago de impuestos y aportaciones, a fin de evitar la pérdida de más empleos.

“Sin embargo, pese a nuestros esfuerzos la iniciativa no ha sido discutida; Morena se niega recurrentemente a debatirla, a pesar de que significaría oxígeno puro para mitigar la lastimada economía de las familias”, apuntó.

La legisladora panista aseveró que el origen de la crisis económica que atravesamos no es sólo la pandemia, sino la acumulación de 15 meses de cero crecimiento por las malas decisiones del gobierno.

“No hay inversiones porque el gobierno no genera confianza”, resaltó.

Por otra parte, manifestó que a nombre de un grupo de senadores del PAN, presentó una iniciativa para fortalecer el sistema de jubilaciones y pensiones, reforma que constituye uno de los grandes retos de nuestro país, porque los trabajadores al término de su vida laboral no cuentan con una pensión digna que les permita vivir con bienestar y tranquilidad.

Ante esta situación, “planteamos la urgencia de aumentar gradualmente el nivel de ahorro obligatorio, gasto que sería cubierto por los empleadores y que podrían deducir fiscalmente, a fin de incrementar el monto de jubilación y reducir las semanas de cotización para acceder a una pensión mínima garantizada”, mencionó.

Al respecto, expresó su preocupación de que haya voces en Morena que sugieran apropiarse de los fondos de las Afores, que ascienden a más de 4 billones de pesos, lo que demuestra una clara intención de confiscar recursos, vengan de donde vengan, como sucedió recientemente con diversos fideicomisos, para destinarlos a las obras faraónicas inviables de este gobierno o a sus programas clientelares.

En materia de justicia indicó que frente a la grave condición de violencia que padecen las mujeres en México y el incremento de los feminicidios, propuso crear en la Fiscalía General de la República una Fiscalía especializada que atienda los delitos contra las mujeres.

Asimismo, refirió que para fortalecer la impartición de justicia presentó la iniciativa formulada por el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Querétaro para expedir el Código Nacional de Procedimientos Familiares, que permitirá simplificar formalidades en los juicios de divorcio, pensiones alimenticias, custodia de menores, juicios intestamentarios, entre otros, haciendo prevalecer el interés superior del menor y la familia.

En Acción Nacional estamos haciendo todo lo posible para demostrar que sí hay alternativas para salir adelante, que sí hay de otra, remarcó al reconocer que, como la principal fuerza de oposición en el Congreso, las senadoras y senadores del PAN están plenamente conscientes de su papel histórico para contribuir en la solución de los graves problemas que nos aquejan.

Reafirmó el compromiso de su bancada de ser un contrapeso efectivo frente al autoritarismo oficial y ratificó el impulso para fortalecer al Poder Judicial y la independencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que a pesar de sus equívocos, representa la última instancia para la defensa de nuestra Constitución y los derechos ciudadanos.

La senadora Guadalupe Murguía lamentó que la división y polarización social generada por descalificaciones, resentimientos y agresiones que confrontan a diario a los mexicanos persista y sea alentada desde el poder presidencial, por lo que exigió respeto para quienes no piensan igual, porque en un Estado democrático nadie debe ser señalado o estigmatizado por disentir o manifestar una opinión distinta al Presidente.

Convocó a trabajar en alianza con la sociedad para evitar la destrucción de México, ponerse del lado de la gente y recuperar al país.

“Vamos juntos en esta tarea”, concluyó.

Redimensionar imagen