Compartir

Por Lourdes Aguilar

El vicecoordinador del GPPRD en la Cámara de Diputados, José Guadalupe Aguilera Rojas, denuncioó que bido a la cancelación del programa de Zonas Económicas Especiales por parte del Ejecutivo Federal, una importante inversión en Michoacán por más de mil millones de dólares fue detenida y prácticamente ya se perdió.

Dijo que esta cancelación y otras semejantes generaron dudas e incertidumbre entre empresarios nacionales y extranjeros, específicamente entre quienes tenían proyectos en el puerto de Lázaro Cárdenas.


“Este gobierno que se dice ser de izquierda no debe estar peleado con el desarrollo”, reclamó y afirmó: “Si no hay apertura estamos condenados al fracaso”, dijo al demandar certidumbre y confianza para inversionistas

Advirtió que difícilmente habrá inversión, desarrollo y empleo si no se fomenta la confianza entre los inversionistas. 

“Este gobierno, que se dice ser de izquierda, no debiera estar peleado con el desarrollo. Al contrario, se tienen que buscar los mecanismos más aceptables y más positivos para que impacten en beneficio de la gente. Que haya inversión, que haya desarrollo, que haya empleo, que finalmente es lo que buscan los ciudadanos; es lo que exigen, es lo que quieren”, dijo.

Destacó que el proyecto de Zonas Económicas Especiales aestaba destinado a áreas geográficas con ventajas naturales y logísticas para convertirse en regiones altamente productivas. 


Su objetivo explícito era democratizar la productividad, a nivel regional, para que los habitantes de tales regiones tuviesen las mismas posibilidades de desarrollo y bienestar que los de otras regiones del país.

Sin embargo, el actual Ejecutivo Federal lo canceló sin ofrecer opción a regiones como las de Ciudad Lázaro Cárdenas y a estados como Michoacán. 

Redimensionar imagen