Compartir

Ante la advertencia de que serán retirados refrigeradores y hornos de microondas de las oficinas de San Lázaro, como medida de austeridad, trabajadores sindicalizados y de base en la Cámara de Diputados advirtieron que se irán a paro de labores indefinido.

Los trabajadores, manifestaron su inconformidad ante la determinación de retirar de las oficinas de San Lázaro, los electrodomésticos de la Cámara Baja, para ahorrar los pagos por el servicio de luz, y para estar acorde con el modelo de austeridad impuesto por el actual Gobierno federal.

Hasta el momento, los inconformes ya solicitaron una audiencia con el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y con el titular de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado, para encontrar apoyo y revertir esa decisión que afecta gravemente el bolsillo de los trabajadores que menos ganan en San Lázaro.

El grupo de trabajadores se encuentran representados por El coordinador de los diputados sin partido, Ricardo Gallardo, quien se ha puesto al frente del grupo de estos trabajadores, quienes a diario llevan sus alimentos para desayunar o comer en las propias instalaciones de San Lázaro.

Gallardo aseguró estar “en favor totalmente de la austeridad y de acabar con los excesivos e innecesarios gastos en los órganos de Gobierno y legislativos, pero no podemos afectar a los empleados en asuntos tan elementales como calentar su comida o prepararse un café”.

Porque los trabajadores, se ven en la necesidad de “ahorrarse dinero y ayudarse en su economía y la de su familia; además de que muchas veces, por las largas jornadas de trabajo, no les da tiempo ni de salir a comer.

Redimensionar imagen