Compartir

El Gobierno de la Ciudad de México, a través del programa “Sí al desarme, sí a la paz” ha logrado la destrucción de 2 mil 29 armas de fuego, de las cuales mil 659 eran cortas, 253 largas y 117 granadas, así como 739 mil 282  cartuchos.

Así lo informó Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno, quien expresó que se seguirá apostando por la prevención, porque esa es la instrucción de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que la gente no se acostumbre a convivir entre balas, rifles y pistolas, mucho menos permitir que niñas y niños normalicen su presencia en el hogar.

En conferencia de prensa, señaló que se ha hecho todo lo necesario para prevenir el uso de armas de fuego en las calles y en los hogares de la ciudad.

Mencionó que el día de ayer concluyó la acción en la alcaldía Venustiano Carranza, y a partir de la próxima semana se instalará un módulo en Azcapotzalco, además de continuar en Iztapalapa y Tlalpan.

La servidora pública recordó que todas las armas que llegan a los módulos son recibidas por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes de acuerdo a un tabulador, determinan el valor del artefacto y posteriormente las entregan a miembros del Ejército Mexicano para su destrucción.

Comentó que el secreto de esta buena acción es la coordinación, tocar la puerta de los hogares con apoyo de los brigadistas y el apoyo de la iglesia católica que permite tener los módulos en los atrios.

Añadió que la sociedad no debe acostumbrarse a convivir entre balas, rifles y pistolas, mucho menos permitir que niñas y niños normalicen su presencia en el hogar, como si fuesen un mueble o un aparato más.

Agradeció la participación y apoyo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la Ciudad de México, el Instituto de la Juventud, las alcaldías, el Ejército Mexicano y la iglesia católica.

En la conferencia también estuvo presente Arturo Medina, subsecretario de Gobierno; y Adriana Contreras, directora general de Gobierno.

Redimensionar imagen