Compartir

Debido a que la Ley de Participación Ciudadana que rige en la Ciudad de México está superada, obsoleta y con referencias ajenas a la Constitución capitalina, el diputado local del PAN, Christian Von Roehrich, propuso abrogar dicha legislación y crear la Ley de Participación e Inclusión Ciudadana, Vecinal y Comunal de la Ciudad.

Durante la sesión de este jueves, el legislador dijo que la actual Ley se ha visto superada y consecuentemente apartada de diversos aspectos, especialmente los teóricos y aquellos relacionados con la Reforma Política de la Ciudad, contando con vestigios de figuras y conceptos que no se encuentran modernizados, de modo que muchas referencias ya no son acordes a la realidad y en la línea de la Constitución de la Ciudad de México.

“La iniciativa se compone de una estructura de 155 artículos divididos en seis títulos y adicionalmente seis artículos transitorios, de los que destacan los siguientes aspectos: Modificar la ley para reivindicar el papel vecinal y comunal de pueblos y barrios; incorporar las nuevas figuras que prescribe la Constitución Política local como la iniciativa ciudadana y la revocación de mandato, sosteniendo las consultas ciudadana y popular; los recorridos del alcalde, el plebiscito y el referéndum”, detalló el diputado.

Por lo que hace a los mecanismos de la democracia participativa, dijo, se incorporan nuevas figuras como el Gobierno Abierto y los Observatorios Ciudadanos, conservando así las figuras existentes de la audiencia pública, la colaboración ciudadana, la asamblea ciudadana, la difusión, las organizaciones ciudadanas, la red de contralorías y el Presupuesto Participativo.

“Respecto del Presupuesto Participativo se establece que se incrementa cinco por ciento del presupuesto anual de las alcaldías, cuya decisión en su aplicación se sostiene como en la ley vigente para que sea puesto a consideración y se garantice que su elección no sea manipulada por unos cuantos, a mano alzada o por otro medio antidemocrático”, añadió.

Proponen aumentar sanción para los directores de obras que autoricen construcciones que no se apeguen a las licencias

En otro tema, el diputado Nazario Norberto Sánchez propuso aumentar de cuatro a siete años de cárcel al director de obra que autorice una construcción en la que otorgó responsiva sin apego a las licencias o autorizaciones debidas, así como al propietario o representante del inmueble donde se desarrolla la construcción y que no avise cualquier etapa de verificación sin apego a la licencia debida.

El legislador de MORENA dijo que las empresas erogan hasta mil 600 millones de pesos por incurrir en acciones de corrupción, mismas que laceran el ordenamiento, la conservación territorial y el derecho de la ciudadanía a la protección civil.

“Es importante señalar que las cuatro alcaldías con el mayor número de estos casos son Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Cuajimalpa y Benito Juárez. Ante esta situación se requieren cambios urgentes en el Código Penal de la ciudad, pues ha quedado claro que además del incumplimiento en la zonificación y la construcción, ahora hay una nueva forma de comisión de delito a través del cambio repentino de la razón social de las empresas constructoras que inician una obra con una denominación, y al término de la misma ya cuentan con otra”, explicó el diputado.

Redimensionar imagen