Compartir

Por Lourdes Aguilar.-

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, consideró que la violencia contra las mujeres y niños es inadmisible e inaceptable, por lo que “no estoy dispuesta a tolerarla, al tiempo que admitió que los procedimientos de denuncia y acceso a la justicia para las víctimas de violencia implican un camino largo, situación que debe cambiar”.

De manera firme la jefa de gobierno dijo además que tanto las mujeres como los hombres de mi gobierno creemos que tenemos que proteger de la violencia a niñas, niños y mujeres; por eso, desde que llegamos nos planteamos el tema de acceso a la justicia y la erradicación de la violencia a las mujeres como un tema central.

Anunció que ya han han emprendido acciones, para combatir este problema y por lo tanot la capital del país ya es la única entidad de la República que tiene una abogada disponible para las mujeres que acuden al Ministerio Público a denunciar, así como 27 centros de apoyo sicológico, jurídico y familiar para las víctimas de violencia.

Reiteró su compromiso de consolidar una defensa eficaz, con resultados palpables a corto plazo, para trabajar con defensoras de los derechos humanos de las mujeres e integrantes de la sociedad civil con el propósito de generar una estrategia urgente que incorpore acciones de prevención, atención y sanción para hacer de la Ciudad de México el espacio más seguro de las mujeres.

Aseguró que su gobierno siempre estará del lado de las víctimas, pero, acotó, la procuraduría capitalina tampoco puede romper el debido proceso o acusar a alguien cuando no tiene pruebas.

La jefa de Gobierno pidió la intervención de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y ya  envió una carta a la presidenta del organismo, Nashieli Ramírez Hernández, en la que  reitera su deseo de mantener protección de los derechos de la víctimas de violencia.

Redimensionar imagen