Compartir

Los temblores de baja magnitud son originados por fallas geológicas activas que se ubican en la Ciudad de México

La mandataria local descartó que se hayan producido por trabajos de ampliación de la Línea 12 del Metro, construcciones de años previos o por la extracción del manto acuífero en la zona

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, se reunió este miércoles con especialistas de varias instituciones como el Servicio Sismológico Nacional (SSN), la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), así como académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), con el propósito de evaluar los últimos sismos de baja magnitud registrados con epicentro en la Ciudad de México.

Sheinbaum Pardo afirmó que los microsismos son originados por fallas geológicas activas que se ubican en la Ciudad de México, por lo que descartó que se hayan producido por los trabajos de ampliación de la Línea 12 del Metro, las construcciones que se realizaron en años previos en el poniente o por la extracción del manto acuífero en la zona.

“Lo mejor que podemos hacer como habitantes de la ciudad es prepararnos frente a estas circunstancias, con medidas preventivas que tienen que ver con normas de construcción y otras acciones que se han venido tomando, y conocer como habitantes de la ciudad qué debemos hacer en caso de sismo”, dijo.

La mandataria capitalina adelantó que la próxima semana presentará un esquema de prevención para que la ciudadanía conozca las medidas que debe realizar en caso de presentase un sismo en la Ciudad de México.

En el salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la Jefa de Gobierno informó que se incrementará la instrumentación en el poniente con el fin de tener mayor conocimiento de la actividad sísmica en la zona, misma que estará a cargo de instituciones científicas.

“Sabemos todos los que vivimos en la Ciudad que es una zona sísmica y tenemos que incrementar las labores preventivas para poder afrontar de mejor manera, tanto situaciones como estas de microsismos, como otro tipo de sismos que ya ha vivido la Ciudad de México, que tienen epicentros fuera de la Ciudad”, remarcó.

A pregunta expresa sobre la instalación de dos acelerógrafos y un sismógrafo en el poniente de la metrópoli para complementar la instrumentación del Instituto de Ingeniería de la UNAM; la mandataria capitalina expresó que la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) destinará cerca de 500 mil pesos para cada uno.

Los sismógrafos sirven para medir movimientos temblores pequeños y ayudan a localizar los epicentros sísmicos. Los acelerógrafos son los aparatos que permiten conocer la magnitud de los sismos.

El investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Gerardo Suárez Reynoso, explicó que los microsismos son poco frecuentes y han ocurrido anteriormente en la capital del país, debido a las fallas geológicas que se encuentran a lo largo de la Faja Volcánica Mexicana, es decir, la cadena de volcanes que recorre desde el estado de Jalisco hasta Veracruz.

“Son sismos de magnitud relativamente pequeña, si los comparamos con otros sismos que ocurren en el resto de nuestro país, y ocurren a profundidades de unos 2 a 3 kilómetros, muy por debajo de la zona en donde estamos realizando obras civiles o donde estamos extrayendo agua”, remarcó.

En la reunión estuvieron presentes titulares de las Secretarías de Gestión de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), Myriam Urzúa Venegas; de Obras y Servicios (SOBSE), Jesús Esteva Medina; SECTEI, Rosaura Ruiz Gutiérrez; de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), José Antonio Peña Merino; así como los coordinadores generales del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), Juan Manuel García Ortegón; y de Comunicación Ciudadana del Gobierno capitalino, César Iván Escalante Ruiz.

También el coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero; el director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), Enrique Guevara Ortiz; el director de Investigación del CENAPRED, Carlos Gutiérrez Martínez; el director general de Protección Civil de CENAPRED, Oscar Zepeda Ramos; la alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Elena Sansores San Román; y el alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo de Vivar Guerra; y el director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, Renato Berrón Ruiz.

Por parte de los especialistas asistió el coordinador de Ingeniería Sismológica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Jorge Aguirre González; el investigador de Geotecnia del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Juan Manuel Mayoral Villa; el presidente de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, Darío Rivera Vargas; el jefe del Departamento de Posgrado de ESIA de IPN, Pedro Vera Sánchez.

Participaron también el director de la ESIA Ticomán del IPN, Arturo Ortíz Urbilla; de la Escuela Superior de Física y Matemáticas, Adolfo Helmut Rudolf Navarro y Fernando Angulo Brown; de la Escuela Superior de Física, Leonardo Ramiro León; el investigador del departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, Víctor Manuel Cruz Atienza; y el investigador del Instituto de Geofísica y responsable de la Red Sísmica del Valle de México, Luis Quintanar Robles.

Redimensionar imagen