Compartir

El emblemático Arco de Cabo San Lucas es quizás la atracción turística más popular para turistas y personas que viven en Baja California, pero, de acuerdo con especialistas, presenta fracturas en su base granítica, por lo que un huracán con la fuerza de Odile podría derrumbarlo.

Los especialistas estiman que el Arco de Cabo San Lucas tiene una antigüedad entre 13 y 15 millones de años, y en los últimos años la estructura ha presentado algunos cambios, encontrándose derrumbes y fracturas en la base granítica del Arco.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Javier Gaytán Morán, agregó que gran parte del riesgo se debe a la erosión y la fuerza del oleaje.

Redimensionar imagen