Mérida, Yuc.- El Programa de Rescate de Fachadas implementado desde hace varios años por las autoridades municipales, empieza a devolver el colorido y esplendor a las principales calles del Centro Histórico de esta capital.

La zona de monumentos históricos de la ciudad de Mérida consta de tres mil 906 predios con una superficie de ocho kilómetros cuadrados aproximadamente, conocida como Centro Histórico.

El Departamento de Zonas de Patrimonio Cultural implementó desde hace varios años para la conservación de esta zona, el Programa Rescate de Fachadas, en el que la intervención se da de manera conjunta entre propietarios y autoridades.

En este programa, el municipio procesa los permisos correspondientes, así como aporta los proyectos, la mano de obra y la supervisión, mientras que el propietario únicamente proporciona el material.

Está dirigido a todas aquellas personas que habiten en el área determinada como zona de monumentos históricos y cuyas viviendas tengan valor histórico, arquitectónico, ambiental, artístico, documental o de interés local.

Actualmente, el programa atraviesa por una segunda etapa que inició en febrero del 2016, en el cual se invierten poco más de 10 millones de pesos para rescatar unas 228 fachadas, ubicadas en lo que se le conoce como Corazón del Centro Histórico y en calles que desembocan en la plaza principal de esta ciudad.

El director de Desarrollo Urbano, Aref Karam Espósitos, señaló que actualmente se realizan trabajos en 40 predios en esta segunda etapa, que va del popular parque de Santa Ana hasta el Parque de Santa Lucía.

De seguir avanzando conforme con lo planeado, los trabajos, en los que se invierten 10 millones deberán concluir a principios de año próximo.

El funcionario municipal recordó que en mayo pasado se entregaron los trabajos de la primera parte de este programa, que incluyó el mejoramiento de los frentes de 89 predios en los que se ejerció un recurso de poco más de nueve millones de pesos.

Los trabajos que se realizan consisten en resanes de acabados y aplicación de pintura, además de una intervención integral en aquellas fachadas que requieran el retiro completo de acabados y la integración de nuevos, además del trabajo en cornisas y ornamentas.

Las acciones también consideran el retiro de publicidad no autorizada y aquellos elementos que alteran y contaminan visualmente las fachadas, la mano de obra, materiales y equipo de trabajo.

Además, la autoridad municipal encabeza el proceso para obtener los permisos del INAH, ya que esos edificios son considerados parte del patrimonio histórico de la capital yucateca.

Los resultados de estas acciones ya pueden observarse a simple vista, pues muchas de las principales calles, en especial las del primer cuadro de la ciudad, han recobrado esplendor, lo que hace el paseo por la zona mucho más atractivo, enfatizó Karam Espósitos.

Asimismo, se trata de un proyecto que se realiza de manera coordinada con organismos civiles, como el Patronato del Centro Histórico de la Ciudad de Mérida, con el objetivo de que haya continuidad, independientemente del cambio de autoridades municipales.