La ciudad de Porto Alegre, situada en el sur de Brasil, extrema las medidas de seguridad con el despliegue de más de cuatro mil miembros de las fuerzas del orden, incluidos francotiradores, en vísperas de que un tribunal de apelación decida sobre la condena a más de nueve años de cárcel por corrupción contra el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Leer más...

Más artículos...