Compartir

Por Virginia Pérez Souza/Francisco Geminiano

El Presidente Andrés Manuel López Obrador entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2019 a  la activista Otilia Eugenio Manuel  distinguida por denunciar abusos del Ejército contra mujeres indígenas y mención honorífica  a Margarito Díaz González representante de los pueblos originarios, galardón recibido por su esposa.

Juntos por nuestros pueblos cambiemos a nuestro, dijo  la galardonada al relatar las carencias que ha sufrido. Recordó que su padre la apoyó para estudiar y defender a su pueblo.

“Nos violaron, acosaron y amenazaron a mujeres de mi comunidad y nunca hubo justicia por ser indígenas”, dijo.

Las autodefensas han sido penetradas por la delincuencia, denunció.

Destacó que como indígenas carecen de muchas cosas.

Resaltó que el cambio debe darse de arriba para abajo pero también de abajo para arriba.

Hoy tengo oportunidad de pedir que la violencia contra las mujeres se acabe de una vez por todas.

Como indígena carecemos de muchas cosas, pero también tenemos gran responsabilidad. Pido que la violencia contra las mujeres se acabe de una vez por todas. No queremos ni un violador más en nuestro camino, destacó Obtilia Eugenio Manuel.

EL PODER ATONTA PERO NOSOTROS ESTAMOS BIEN PARADOS: AMLO

El Presidente señaló que el poder atonta, pero nosotros estamos bien parados, firmes y actuamos con aplomo porque tenemos ideales y principios que es lo que más nos importa, nuestra honestidad.

Que antes el principal violador de derechos humanos era el  Estado, pero ahora no es asi por que no se permite la violencia, la tortura, las masacres, las desapariciones, la impunidad y si algún servidor público viola los derechos humanos no se tolera y es castigado.

Dijo que siempre va a luchar por la justicia y va a cumplir con todos sus compromisos como es el no violar los derechos humanos en el país.

Destacó que cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas que están ayudando a garantizar la seguridad pública sin violar los derechos humanos, esto es importante porque necesitamos vivir en paz y tranquilidad. No apostar a la fuerza, no enfrentar la violencia con la violencia. La paz es fruto de la justicia.

Rosario Piedra titular de la CNDH destacó que la galardonada se ha distinguida por, que en 2002 tuvo un papel muy activo en violaciones de derechos humanos a indígenas. Ella misma fue víctima de desaparición.

Margarito Díaz era reconocido por su defensa a los sitios sagrados en San Luis Potosí. Conformaba la unión de Jalisco Durango y Nayarit para que el pueblo huichol recuperara su lugar sagrado en Nayarit.

Redimensionar imagen