Compartir

Diputados facultaron a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) a que ejecute la construcción de obras de infraestructura y equipamiento para el desarrollo regional y urbano.

El Pleno lo avaló con 276 votos a favor, 22 en contra y 15 abstenciones. Lo turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

La propuesta reforma el artículo 41 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y la fracción IX del artículo 8 de la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

El documento surgió de una iniciativa presentada por la diputada Flor Ivone Morales Miranda (Morena), y fue dictaminada por la Comisión de Gobernación y Población, presidida por la diputada Rocío Barrera Badillo.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de dicha instancia legislativa indicó que “potenciará los procesos de planeación de los asentamientos humanos y el desarrollo humano”.

Se trata de una adición a las facultades de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, “a efecto de permitir expresamente a dicha dependencia participar como ejecutora en la construcción de obras de infraestructura y equipamiento para el desarrollo regional, urbano y rural”.

Lo anterior, “en un marco de estrecha coordinación con los gobiernos de las entidades federativas, los municipios y las demarcaciones territoriales, y con la participación de los sectores social y privado”, agregó

Barrera Badillo puntualizó que la participación de la Sedatu como ejecutor de obras de infraestructura se traduce en beneficios directos a las personas y en un plano administrativo se fortalece su papel como encargada de “planificar, coordinar, administrar, generar y ejecutar las políticas públicas de ordenamiento territorial”.

“Esta medida se traduce en una herramienta poderosa para ordenar los asentamientos humanos, ejecutar obras públicas, planear y regular la fundación, conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población”,

Además, se establecen condiciones para garantizar el derecho de las personas a la vivienda, ya que son funciones de la Sedatu promover la vivienda adecuada, el desarrollo urbano y rural, así como implementar acciones para mejorar la calidad de vida de los mexicanos y prevenir que se creen asentamientos en zonas de riesgo de fenómenos naturales”.

La legisladora agregó que con dichas modificaciones permitirán la participación de la Sedatu en todo el proceso de realización de las obras, lo que “facilitará la fiscalización y rendición de cuentas; además, promoverá una mayor coordinación interinstitucional”.

“Esta propuesta busca el cumplimiento de uno de los más trascendentes mandatos constitucionales: generar mayor equilibrio en la procuración del desarrollo nacional”.

Redimensionar imagen