Compartir

Las instalaciones del Senado de la República fueron tomadas esta mañana por un grupo de trabajadores integrantes de dos sindicatos, apoyados por gente externa a esas organizaciones, quienes impidieron el acceso a legisladores, funcionarios y empleados. 

A partir de las 6 de la mañana representantes del Sindicato Independiente de Trabadores del Senado y del Sindicato Nacional de Trabajadores del Senado de la República cerraron las puertas de acceso al recinto de Reforma e Insurgentes. Se trata de dos organizaciones sindicales minoritarias que cuentan con 32 y 17 integrantes cada una. 

Las autoridades administrativas han mantenido siempre una política de diálogo con las representaciones sindicales para encontrar una solución a sus peticiones.

Redimensionar imagen