Compartir

El senador Ricardo Monreal Ávila afirmó que la mayoría legislativa en el Senado actuará con congruencia y respaldará la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica para fortalecer al sector y garantizar la soberanía energética de nuestro país. 

“No debe extrañarles que estemos haciendo una defensa del sector eléctrico nacional y que, contrario a la privatización que ocurrió en las últimas décadas, hoy fortalezcamos el sector público”, expresó en entrevista. 

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena subrayó que desde el 2013 advirtieron que la reforma energética de ese entonces tendría una regresión cuando una fuerza democrática arribara a la Presidencia. 

Monreal Ávila dijo que los senadores que se oponen a reformar la Ley de la Industria Eléctrica están en derecho de acudir a las instancias jurídicas que ellos crean convenientes.  

Pero para la mayoría legislativa hay dos temas fundamentales en México en los que se debe profundizar: la soberanía alimentaria y la energética. “Nosotros estamos muy decididos a continuar con un proyecto que la gente votó; estamos actuando con congruencia”. 

Asentó que las comisiones dictaminadoras, quienes aprobaron ayer la minuta, están trabajando con absoluta libertad y autonomía, subrayó el legislador. 

Detalló que existen dos alternativas para continuar la ruta legislativa: se puede turnar hoy mismo, dispensar la segunda lectura y votarla; o solicitar que sólo se le dé primera lectura y votarla el jueves. “Vamos a ver qué deciden las comisiones”. 

“Lo que estamos haciendo es intentar fortalecer el sector eléctrico y darle al país una nueva dimensión”, asentó el senador. 

En cuanto a la reunión virtual entre el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, Monreal Ávila afirmó que es el inicio de una relación de entendimiento entre ambos países. 

El titular del Ejecutivo se condujo con dignidad al plantear los cuatro asuntos que a todos nos preocupan: las vacunas contra la Covid-19, el T-MEC, el tema migratorio; y el cambio climático, puntualizó. 

El legislador aseveró que se fijó con claridad una postura por parte del gobierno mexicano, la cual no se había asumido en las últimas décadas. “Para mí, el Presidente de la República actuó con dignidad, con decoro y con una actitud digna frente a los Estados Unidos, en igualdad de circunstancias”. 

Agregó que López Obrador también puso en la mesa el tema de la desigualdad que existe en ambos países, por lo que se fijaron las bases para una relación respetuosa y progresista. Ambos mandatarios actuaron con respeto a la soberanía y con una actitud racional y sensata frente la emergencia que enfrenta el mundo. 

El haber nombrado equipos para atender los planteamientos vertidos por ambas naciones, es un avance importante, puntualizó.  

En materia migratoria, detalló, la mayoría legislativa respalda al Presidente por intentar acordar con el gobierno estadounidense una migración ordenada. Ya se hace con Canadá, Estados Unidos también podría contratar trabajadores mexicanos de forma legal y regulada, asentó. 

“México quiere una migración que no ponga en riesgo los derechos humanos”, expresó Ricardo Monreal Ávila. 

Redimensionar imagen