Compartir

Por. Fernando López.

Clara Brugada Molina alcalde de Iztapalapa, visito El Transformador, con un excelente protocolo de sanitizacion y con un grupo reducido de colaboradores y agradeció la invitación de su director Jesús Villaseca Pérez y el grupo de talleristas que ahí trabajan, donde les informo que venir al Transformado tiene varios objetivos, por un lado reconocer el trabajo que están haciendo con los jóvenes hombres y mujeres así como los buenos trabajos que han hecho para la alcaldía y  hacer un corte de caja ante el magnífico trabajo que han logrado con la juventud de Iztapalapa. El Transformador es dirigido por jóvenes y trabaja para jóvenes, esto es muy importante, porque estos jóvenes que vienen de la calle o de familias disfuncionales se siente con más confianza y se desarrollan con más seguridad.
La alcaldesa Brugada -preciso- queremos que El Transformador se transforme, y es que en Iztapalapa está considerada una zona con más violencia, sobre todo los homicidios que tienen que ver con bandas criminales, es decir, los vamos a meter a diez colonias donde hay más violencia en Iztapalapa y El Transformador esta en medio de esta zona, de alta peligrosidad y calculamos que alrededor de 500 jóvenes tendrán un lugar donde desarrollarse, y es que el contenido que tienen los 17 talleres, harán que muchos jóvenes vulnerables se transformen literalmente en las aulas del transformador. Con Arte, cultura y oficios, además a los jóvenes que participen se le apoyara con una beca para que puedan asistir, entusiasmarse para que se transformen y cambien las armas por un instrumento musical.
Jesús Villaseca Pérez director de El Transformador Centro de Arte y Oficios -resalto- primer lugar para entender lo que es el transformador, hay que entender un poco sus orígenes, el equipo que a mí me toca conformar, es un grupo de quince talleristas que viene de una fuerte tradición en proyectos comunitarios incluso en la lucha social. Este es un proyecto real y estamos comprometidos todos los que participamos.
Cabe señalar que este edificio cuando nos lo entregaron, hace dos años, tenía un año de estar cerrado, y ahora tenemos un Transformador operando, limpio y funcional, con más de 1000 personas registradas ya que hemos tenido una gran respuesta por parte de los jóvenes de la demarcación con los cuales henos hechos una gran familia con un profundo arraigo comunitario en nuestro entorno.
“Nuestro gran resulta es que aquí llegaron alumnos que eran amas de casa, jóvenes  con situación familiar peligrosa, algunos con antecedentes de drogas y nosotros desde su llegada los hemos acogido y ayudado para que inicien un oficio y puedan tener un lugar en el ámbito laboral, muchos de ellos les daba pena hasta comentar en una clase, ahora hacen hasta sus propios videos, donde participan en la elaboración de una clase o trabajos personales, ellas y ellos, ya se encuentran listos para encontrar un lugar en la sociedad”.

Redimensionar imagen