Compartir

Con el objeto de ofrecer garantías a trabajadores y empresarios mexicanos que emigran a Estados Unidos, y observar el cumplimiento de la cláusula 23 del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), inauguró hoy una oficina en Washington, Estados Unidos.

“Es la primera oficina de una Confederación obrera mexicana que traspasa fronteras y que hoy está en los Estados Unidos de Norteamérica para ver que todos nuestros connacionales cada día estén mejor“, afirmó el líder de la CATEM, Pedro Haces Barba.

Esta oficina, abundó Haces Barba, será un punto de encuentro para empresarios mexicanos que invierten en Estados Unidos y Canadá en beneficio de los trabajadores mexicanos, que son reconocidos como la mejor mano de obra en todo el mundo.

CATEM dijo, es un vehículo facilitador para que la clase trabajadora mexicana pueda laborar en Estados Unidos; pero en orden, con visas de trabajo y que nunca más vuelva a pasar algo tan lamentable como la muerte reciente de migrantes de distintas nacionalidades en un tráiler en San Antonio, Texas, entre ellos 27 mexicanos.

La oficina de CATEM en Washington, dijo, demuestra que esta Confederación obrera es la más importante de nuestro país, al contar con 32 federaciones estatales y mil 189 sindicatos afiliados, con los cuales, en los últimos años se han firmado más de 16 protocolos de cooperación con diferentes organizaciones del mundo.

Pedro Haces informó que también ya se solicitó la afiliación de CATEM a la Confederación Internacional Sindical con sede en Bruselas, Bélgica, hace un par de semanas.

“Era una vergüenza que México no tuviera representación porque fuimos expulsados de la Confederación Internacional Sindical por no cumplir con la reforma laboral y seguir con viejas prácticas del sindicalismo rancio, que afortunadamente queda muy poquito en México gracias a la visión de un hombre como el presidente Andrés Manuel López Obrador, se está corrigiendo el camino”, explicó.

Dijo que nunca más contratos de protección, ni abusos de los líderes sindicales hacia los empresarios y nunca más esos líderes que tanto daño le han hecho a México.

En su oportunidad, el Embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán, destacó el esfuerzo por la apertura de una representación de los trabajadores en Washington, y afirmó que la Embajada siempre ha estado abierta para el apoyo y la promoción de todos los mexicanos, empresarios y trabajadores.

“Como todos saben, se reformó la Ley Federal del Trabajo para garantizar la libertad y la democracia sindical, ustedes más que nadie lo saben, con ello se asegura la representatividad sindical”, destacó el embajador.

La oficina de la CATEM en Estados Unidos tiene cinco objetivos primordiales: promover el capital humano mexicano; establecer un espacio para el cumplimiento del Capítulo 23 del T-MEC, tanto de autoridades mexicanas como en EU; el tercero es implementar un punto de encuentro para empresarios mexicanos que invierten en Estados Unidos y Canadá, en beneficio de los trabajadores.

El cuarto objetivo, es colaboración con las organizaciones sindicales de Estados Unidos; y quinto, colaboración con instituciones académicas, gubernamentales, empresariales y de la sociedad civil para elaboración de planes de capacitación y desarrollo humano.

A %d blogueros les gusta esto: