Compartir

) Las nuevas reglas del trabajo remoto en la Ley Federal del Trabajo (LFT) brindan beneficios para que los trabajadores desempeñen sus actividades considerando la mejor relación laboral y logren un mayor equilibro de vida personal y trabajo, en un momento donde el Home Office se volvió una pieza clave a causa de la pandemia del Covid-19.

“La emergencia sanitaria ha demostrado la validez del Home Office, una herramienta para la cual la tecnología seguirá desempeñando un papel crucial, no sólo permitiendo la conectividad a los empleados fuera de las oficinas, sino también favoreciendo una nueva organización de trabajo y garantizando la seguridad de datos y privacidad”, destacó Martha Barroso, Directora de People & Culture para ManpowerGroup Latinoamérica.

Los sectores que poseen mayor tendencia a adaptarse al trabajo remoto son ciberseguridad, transformación de negocio, contabilidad y ventas; sus colaboradores se benefician de menor probabilidad de traslado, más tiempo para ellos mismos, menor exposición a riesgos, y poder de gestionar sus tiempos en cómo y cuándo trabajar.

“Los trabajadores encuentran prioritario conservar su trabajo, mantenerse saludables, aprender y seguir desarrollando habilidades y no volver a la antigua forma de trabajar. En la adaptación hacia el trabajo remoto las habilidades son clave. Aquellos a quienes atrae la posibilidad del Teletrabajo pueden tomar decisiones, trabajar de forma remota, evitar los desplazamientos y permanecer seguros en casa”, detalló Martha Barroso.

Con esta regulación, a mediano y largo plazo se prevé una migración a esquemas de trabajo híbridos, es decir, ni 100% digitales ni totalmente físicos, sino combinados. En ManpowerGroup, por ejemplo, la plantilla laboral pasó de menos del 10% en home office a casi el 70% bajo este esquema, y se estima una tendencia a alcanzar el 90% de la plantilla corporativa. 

“Una vez finalizada, la emergencia dejará un legado sobre el cual construir una forma de trabajar más cerca de las necesidades de las personas, capaz de superar las barreras físicas, atendiendo el equilibrio entre la vida laboral y la sostenibilidad ambiental”, detalló la directiva.

La tendencia para el trabajo del futuro, como ya lo revelaba el estudio “Lo que los trabajadores quieren” que realizó de ManpowerGroup, destaca que 8 de cada 10 colaboradores quiere un mejor balance entre el trabajo y la vida familiar.

A nivel generacional los Millennials y Centennials optan por el teletrabajo, buscan evitar el traslado diario y generar flexibilidad. Mientras las generaciones Baby Boomer y Generación X prefieren realizar su colaboración de forma presencial; todo esto ahora es posible, México se suma a los países tienen una legislación en la materia y que servirá para transitar a nuevos esquemas de trabajo.

“También es importante considerar que es posible aplicar este esquema con una perspectiva de género al momento de hacer la asignación de oportunidades de trabajo. Las mujeres anteriormente tenían una mayor percepción de la oficina como medio para separar el trabajo del hogar. Trabajar desde casa podría ayudar a disminuir la desigualdad, al generar más oportunidades de empleo y tiempo para ellas”, subrayó la Directora de People & Culture para ManpowerGroup Latinoamérica.

Redimensionar imagen