Compartir
La Vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna Luna, aseguró que aunque el plazo del 15 de noviembre es una disposición constitucional que debe cumplirse en condiciones normales, ante causas de fuerza mayor, como es el cerco que organizaciones campesinas mantienen en torno a San Lázaro, no puede considerarse como una prohibición para que los legisladores aprueben el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, en una fecha posterior.


Al respecto, sostuvo que la esencia en el proceso de presupuestación no es el plazo, sino la aprobación oportuna y prudente del PEF. Remarcó que la fecha límite que marca la Constitución no puede convertirse en una restricción insalvable para la conclusión inmediatamente posterior de uno de los procedimientos esenciales sobre los que se cimenta la organización del Estado mexicano: la aprobación del Presupuesto. Recordó que anteriormente, la Cámara de Diputados podía extenderse en el análisis y discusión presupuestal hasta el último día de diciembre, aprobándolo al filo de la fecha en que debía entrar en vigor, el 1º. de enero, con el riesgo de que no se aprobara a tiempo y generara incertidumbre a gobiernos, servidores públicos y ciudadanía. Sin embargo, en 2004 se reformó la fracción IV del Artículo 74 para resolver ese problema. Ahora es muy poco probable, abundó, que se llegue al inicio del siguiente ejercicio sin que el Presupuesto haya sido aprobado, pues tras la fecha límite del 15 de noviembre aún resta mes y medio para finalizar el año. La Vicepresidenta de la Cámara de Diputados señaló que el Constituyente recorrió esa fecha al 15 de noviembre porque la consideró un plazo más noble para que la     Cámara examine a conciencia, discuta y apruebe los egresos sin la presión que ejercía el hecho de que entraran en vigor al día siguiente. Además, para dejar un lapso suficiente al Ejecutivo para la publicación del Decreto con sus anexos y volúmenes ya ajustados, y para que las Legislaturas locales pudieran aprobar los presupuestos estatales con plena certeza de las transferencias federales que les han sido aprobadas. “No podría entenderse que el Constituyente Permanente haya recorrido la fecha de aprobación para que ésta siga imponiendo el mismo riesgo e incertidumbre de que no haya Presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal”, puntualizó. 

Al respecto, sostuvo que la esencia en el proceso de presupuestación no es el plazo, sino la aprobación oportuna y prudente del PEF. Remarcó que la fecha límite que marca la Constitución no puede convertirse en una restricción insalvable para la conclusión inmediatamente posterior de uno de los procedimientos esenciales sobre los que se cimenta la organización del Estado mexicano: la aprobación del Presupuesto. Recordó que anteriormente, la Cámara de Diputados podía extenderse en el análisis y discusión presupuestal hasta el último día de diciembre, aprobándolo al filo de la fecha en que debía entrar en vigor, el 1º. de enero, con el riesgo de que no se aprobara a tiempo y generara incertidumbre a gobiernos, servidores públicos y ciudadanía. Sin embargo, en 2004 se reformó la fracción IV del Artículo 74 para resolver ese problema. Ahora es muy poco probable, abundó, que se llegue al inicio del siguiente ejercicio sin que el Presupuesto haya sido aprobado, pues tras la fecha límite del 15 de noviembre aún resta mes y medio para finalizar el año. La Vicepresidenta de la Cámara de Diputados señaló que el Constituyente recorrió esa fecha al 15 de noviembre porque la consideró un plazo más noble para que la     Cámara examine a conciencia, discuta y apruebe los egresos sin la presión que ejercía el hecho de que entraran en vigor al día siguiente. Además, para dejar un lapso suficiente al Ejecutivo para la publicación del Decreto con sus anexos y volúmenes ya ajustados, y para que las Legislaturas locales pudieran aprobar los presupuestos estatales con plena certeza de las transferencias federales que les han sido aprobadas. “No podría entenderse que el Constituyente Permanente haya recorrido la fecha de aprobación para que ésta siga imponiendo el mismo riesgo e incertidumbre de que no haya Presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal”, puntualizó. 

Redimensionar imagen