Compartir

Por Virginia Pérez Souza/Foto Francisco Geminiano

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el combate a la corrupción y apoyar las necesidades de la gente es lo que le ha funcionado en su gobierno. Nunca voy a fallarle al pueblo. Hay que tener los pies bien puestos en la tierra, dijo. El poder es humildad, no es fantochería.

Esa es la clave, dijo tras presumir ser uno de los mejores gobiernos con mayor aceptación en el mundo, e insistió que el principal problema de México es la corrupción.

Reconoció que a nivel mundial está bien calificado y eso obliga a seguir trabajando, no fallar, no marearnos, porque el poder es una tentación, atonta a los inteligentes.

Que desde tiempo atrás no hay noticias, evidencias, pruebas documentales de la corrupción en la época prehispánica, pero sí desde que llegaron los conquistadores, los españoles.

Dijo que en el periodo neoliberal ha ido el saqueo más grade en la historia del país.

Expresó que si se destierra la corrupción, pues claro que el país sale adelante y eso lo está gviendo la gente y por eso lo apoya.

Que ahora no se permite esa corrupción y el dinero que se ahorra y se le entrega a la gente que no recibía nada pues hay un  efecto positivo, porque se moraliza al país.

Reconoció que  si hay aceptación del pueblo de la gente, los ataques se intensifican.

Refirió que mucha gente de clase media, honesta, humana o están informados y no tienen un pensamiento dogmático, no se dejan manipular.

En este contexto reiteró que sus adversarios se han portado bien.

A %d blogueros les gusta esto: