Compartir

Ante los primeros indicios de que bandas delictivas de la CDMX, como la Unión de Tepito, están cooptando a migrantes centroamericanos para que se integren a su organización, la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del PRD urgió a las autoridades federales implementar estrategias para

atender la problemática migratoria, pues es evidente que por sus necesidades son “presas fáciles” de cualquier banda delictiva, lo que impactará negativamente en la seguridad de la capital, de por sí  ya castigada por índices altos índices delictivos.

La DNE, integrada por Adriana Díaz, Karen Quiroga, Fernando Belaunzarán, Ángel Ávila, Camerino Márquez, Estephany Santiago y Arturo Prida, mostraron su preocupación ante estos casos denunciados y que sea el propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Relaciones Exteriores quienes aseguren que el Plan Especial Migratorio va avanzando, que se están cumpliendo los acuerdo establecidos con las autoridades estadounidenses para detener el flujo migratorio, “cuando la realidad es otra, que sean migrantes guatemaltecos, hondureños y salvadoreños los que ahora se estén dedicando a delinquir bajo presiones y engaños no solo en la capital sino también en las fronteras”.

En ese sentido, los integrantes de la DNE también urgieron al Gobierno de Claudia Sheinbaum implementar estrategias de seguridad certeras, “no se trata solo de cambiar la imagen de las patrullas, se necesitan mecanismos establecidos para atender problemas de inseguridad, pues existen pruebas que las bandas delictivas rondan los albergues con el fin de que se incorporen a las organizaciones para comercializar droga y realizar otro tipo de trabajos delictivos”.

Asimismo, cuestionaron que el Gobierno Federal haya prometido trabajo a los migrantes y ahora solo se informe que 327 personas sin documentos están trabajando. “Es necesario una política exterior clara, no solo se trata de reprimir y tener en hacinamiento a cientos de migrantes si dar opciones. Desde un principio fue evidente que el gobierno no tenía la capacidad para atender esta problemática que ha sido rebasada”, expresaron.

En cuanto a la deportación y las redadas que realizará el gobierno de Estados Unidos contra mexicanos, criticaron que la reacción del canciller mexicano, Marcelo Ebrard haya sido a destiempo, pues el presidente Donald Trump lleva meses amenazando a nuestro país, “ahora resulta que está dispuesto a viajar a Estados Unidos para defender a nuestros connacionales, cuando tuvo un actitud pasiva y entreguista a la administración norteamericana”, concluyeron.

Redimensionar imagen