Compartir

Migrantes hondureños atravesaron el Río Suchiate y desafíaron la seguridad en la frontera México-Guatemala.

Un aproximado de 5 mil migrantes centroamericanos entró por la fuerza a territorio mexicano, incluyendo niños y mujeres, que pasaron sobre el puente internacional y el río Suchiate que separa ambos países.

Pobladores de Tecún Uman, Guatemala, construyeron horas antes,  4 bordas en el Río Suchiate, para unir a Guatemala y México. Estas bordas fueron utilizadas como puentes por las caravanas migrantes centroamericanas para cruzar e ingresar a territorio mexicano.

Vencido el plazo de 3 horas, la caravana de migrantes hondureños decidió tomar el plan B, cruzar el río Suchiate, ante la negativa de las autoridades mexicanas de permitir el paso libre por el territorio

Redimensionar imagen