Compartir

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, informó que conversa con quienes coordinan los Grupos Parlamentarios en el Senado, con el objetivo de reintentar la celebración de un periodo extraordinario de sesiones para ambas cámaras del Congreso. 

En redes sociales, el senador explicó que de consensuarlo, “mañana sesionarían la Primera Comisión y la Permanente; el viernes, con los temas aprobados, se daría el extraordinario”. 

Ayer, el proyecto de convocatoria para la realización de sesiones extraordinarias no alcanzó los votos de las dos terceras partes del Pleno de la Permanente que se requieren por ley, por lo que fue devuelto a la Primera Comisión. 

De esta manera, quedaron temas pendientes como el desafuero de dos diputados federales y del Fiscal General de Morelos, la ratificación de los nombramientos de los secretarios de la Función Pública y de Hacienda y Crédito Público, así como la discusión de iniciativas en materia de subcontratación y de revocación de mandato. 

Ricardo Monreal advirtió ayer, en conferencia de prensa, que el no haber aprobado el extraordinario, para abordar la propuesta que amplía el plazo de la entrada en vigor de la reforma en materia de outsourcing, genera una crisis institucional y pone en problemas a las empresas y los trabajadores.  

El líder parlamentario de Morena explicó que la consecuencia jurídica de esta situación es que las modificaciones en materia de outsourcing se aplicarán en los lapsos establecidos, lo que genera preocupación. 

Lo anterior, subrayó, porque las empresas no tendrán el tiempo suficiente para cumplir con las obligaciones que los transitorios de la reforma de subcontratación señalan. 

Sin embargo, el senador aseguró que el dictamen “no está muerto ni definitivamente concluido”, por lo que continúa conversando con los Grupos Parlamentarios para encontrar un acuerdo, que permita sacar adelante el extraordinario. 

Redimensionar imagen