Compartir

El vocero del PAN, Fernando Herrera Ávila, afirmó que el gobierno y sus talibanes en las redes sociales han perdido la brújula moral, ya que sus ataques contra la senadora panista Lilly Téllez son miserables al denostar a la persona y eludir los argumentos.

El fondo de la cuestión, dijo, es que nadie en el mundo ha autorizado el uso de la vacuna rusa, excepto los aliados políticos de Vladimir Putin, como Bolivia, Venezuela y Bielorrusia. En Argentina, agregó, la adquisición de esa vacuna es un escándalo nacional y en México también.

La senadora Téllez sólo está diciendo la verdad y el hecho de que los ataques miserables se centren en su persona, confirma que tiene razón porque no pueden desmentir sus argumentos. Por más numerosos que sean los ataques, apuntó, nunca mancharán el prestigio y el buen nombre de la senadora.

El caso de Lilly Téllez, explicó Herrera Ávila, es un ejemplo más de la miseria moral del régimen, como ocurrió cuando las huestes del gobierno se lanzaron contra la familia Lebaron y el asesinato de mujeres y niños, o cuando se acusa a la población obesa de ser causa de su muerte por covid.

Hay, dijo, una operación muy bien montada por el gobierno para neutralizar, mediante justificaciones ideológicas, la repulsión moral frente a las atrocidades que comete el líder, como vacunar a su ejército electoral, los Siervos de la Nación, antes que a los médicos que se encuentran haciendo frente a la pandemia.

La senadora Téllez, concluyó, es víctima del odio y la execración alentada por el gobierno en contra de cualquier crítico al régimen. Pero el gobierno no se ha dado cuenta de que ha perdido tanta credibilidad y gobernabilidad que sus ataques sólo fortalecen a sus críticos.

Redimensionar imagen