Compartir

POR LOURDES AGUILAR

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la crisis financiera por la que atraviesa el ISSSTE,  un problema más que fue heredado, pero dijo que “no hay crisis que no se pueda enfrentar”.


En su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo, calificó la crisis financiera del Issste, declarado en virtual quiebra es similar con la que enfrentan Petróleos Mexicanos o la Comisión Federal de Electricidad, y ambas son “dun problema heredado pero lo vamos a resolver”.

Fue en este momento en que el mandatario aprovecho pasa ejemplificar que en el caso de Pemex y la CFE en donde se apostó a destruirlas,  la producción petrolera declinó en 300 mil barriles diarios, cuando aprobaron la reforma energética anunciaron que se estarían produciendo 3 millones de barriles diarios, y lo dejaron cn 1.6 millones de barriales.

Cabe destacar que los pasivos del Issste aumentaron de 8 mil 294 mdp registrados en 2017 a 18 mil 917 mdp este año, lo que representa un incremento de 128.06%, dijo Mario Zenteno, directivo de administración, y que a pesar de ello la institución se declara en virtual quiebra.



Redimensionar imagen