Compartir

En México, el ser mujer, el ser indígena, el tener una discapacidad o vivir en una zona rural o ser madre soltera, te convierte en un blanco perfecto para la injusticia y la desigualdad, lamentó la diputada de Acción Nacional, Verónica Sobrado

Al participar en el evento denominado: “Eliminando la brecha salarial de género”, donde se presentó el caso Reino Unido”, en el salón Castillo Peraza, de la Cámara de Diputados, señaló que desde esta legislatura se han dado pasos firmes a favor de la igualdad entre los hombres y mujeres.

Ello, con la aprobación de diferentes reformas que nos permiten acortar la brecha, reformas que han modificado la ley general de acceso por una vida libre de violencia. Refirió la aprobada el día de ayer en comisiones y que mañana jueves pasará al Pleno, la de violencia política en razón de género.

Señaló que dicha ley, tenía más de 9 años tratando de encontrar buen puerto y que ayer, finalmente, fue aprobada en comisiones, resultado de la lucha de muchas mujeres y muchos hombres desde la Cámara de Diputados, desde el Senado y desde la sociedad civil.

Por su parte, el coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, dijo que la única forma de eliminar la brecha salarial de género, es mejorando la legislación, las políticas públicas y el rediseño de las instituciones.

Refirió que le tocó votar en una etapa previa en el Senado, el que la mitad de las candidaturas fueran para mujeres y para hombres.

Y “les salimos debiendo, nos fue bien. Somos el 47, el 48 por ciento y nos  regalaron 2 puntos porcentuales todavía adicionales. Y me parece que la brecha salarial es importantísima”, urge corregir las asimetrías, porque tenemos a trabajo igual, salario diferente y eso tiene que cambiar.

 De acuerdo con el informe del Observatorio del Trabajo Digno, México tiene la peor brecha salarial de género en Latinoamérica, ya que el salario para las mujeres trabajadoras con jornada completa es aproximadamente cinco mil pesos, mientras que la de un hombre, seis mil pesos, aunado a esto, el tema de cuidados, las mujeres tienen doble o triple jornada,  terminan la jornada laboral y llegan a casa a seguir trabajando.

Y estos indicadores, lamentó Verónica Sobrado, nos colocan en los últimos lugares en Latinoamérica, incluso por debajo de Guatemala, Honduras y El Salvador; además las mujeres deben trabajar hasta 35 días más en un año para igualar el salario del hombre.

En ese sentido, la legisladora panista, instó a sus compañeros legisladores, a no bajar la guardia para lograr que las leyes que nos rijan contengan un lenguaje acorde a  los derechos humanos que sean congruentes con la Constitución, con los organismos internacionales, con los  compromisos de los que México es parte, pero sobre todo, que sean de beneficio para las mujeres de México.

El evento que fue organizado por la diputada Ma. De los Ángeles Ayala,  la experta Gillian Unsworth, expuso el caso de éxito en Reino Unido. También estuvieron la embajadora adjunta Amy Clemitshaw; y las diputadas Isabel Guerra, Marcela Torres, Mariana Dunyaska, Nohemí Alemán, Alejandra García Morlán, Gloria Romero. 

Redimensionar imagen