Compartir

Por Virginia Pérez Souza/Francisco Geminiano

Si Mario Aburto estaría dispuesto a contar su versión se le brindaría todo el apoyo a él y su familia, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Que si las cosas sucedieron como está en el juicio lo único que su gobierno está obligado a hacer es que no se le violen sus derechos humanos y eso e un compromiso.

Lo que le hicieron a Colosio es una vileza.

El Presidente dijo que solicitará al subsecretario  Alejandro Encinas que se  entreviste con los familiares de Aburto para que hablen sobre el asunto.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad rechazó que esté incomunicado, tan es así que está por concluir su carrera en Derecho.

El magnicidio de Luis Donaldo Colosio se registró el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas en la ciudad de Tijuana, Baja California y desde entonces esta recluido Mario Aburto como único responsable.

Redimensionar imagen