Compartir

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, advirtió que la actual política de seguridad carece de estrategia, líneas de acción y tiempos de implementación, lo que provocó que la inseguridad dejará de ser regional para volverse un problema nacional.

En conferencia de prensa, destacó que estos problemas de inseguridad son consecuencia de que el actual gobierno aplicará una reducción del 21  por ciento el presupuesto para combatir delitos.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), recordó en este sentido, que el presupuesto en seguridad se redujo 21.8 por ciento en 2019 en comparación al año pasado, del manera que se destinaron 101 mil 498 millones de pesos para este rubro, lo cual corresponde a 0.41 por ciento del PIB.

Gustavo de Hoyos, presidente del organismo empresarial, señaló que la inseguridad dejó de ser regional para volverse un problema nacional. Refirió que el presupuesto en seguridad se redujo 21.8 por ciento en 2019 en comparación al año pasado.

Lo anterior, dijo, nos deja en desventaja con otras naciones, ya que los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destinan 0.81 por ciento del PIB, prácticamente el doble.

Al referirse a la creación de la Guardia Nacional, el dirigente patronal, dijo que este sector patronal apoya la conformación de este nuevo organismo, pero les preocupa que el reclutamiento de nuevos elementos no se ha dado con celeridad

Redimensionar imagen