Compartir

Una de las conclusiones a las que se llegó en el Parlamento Abierto en Subcontratación, realizado por la Cámara de Diputados es que la eliminación del outsourcing restaría competitividad económica a México, pues a la fecha suman más de 170,000 los empleados tercerizados que generan una derrama de 2,000 millones de pesos para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 900,000 millones de pesos al Infonavit, según datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Armando Leñero Llaca, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF) expuso durante su participación en el Parlamento lo siguiente:

“La solución no es eliminar el outsourcing en el país. Esta propuesta hecha por el Ejecutivo representaría una baja de credibilidad para los inversionistas nacionales e Internacionales, quienes recurren a este esquema para contratar talento en variados puestos, y hoy representa una fuente de empleo formal para más de 4.6 millones de trabajadores”.

El directivo coincidió con los grupos empresariales en que la solución es supervisar, vigilar y sancionar, porque el reto es no hacer válidas las Leyes existentes. Los ejercicios de simulación y evasión se dan por carecer de facultades para sancionar, — e incluso— contar con el número suficiente de inspectores para hacer el trabajo de supervisión. “El resumen de esto es la impunidad; las autoridades no tienen los recursos, ni ha existido voluntad completa para sancionar en los casos requeridos. Trabajar este aspecto requiere una regulación, más no la desaparición completa de este esquema”, agregó.

Leñero Llaca recordó que de los 34.4 millones de personas que tienen un trabajo en calidad de personal-subordinado, actualmente 12 millones se encuentran en la informalidad total.

El CEEF avala propuestas como el hecho de que en el régimen de contratación no se facture el IVA, de esa manera las ‘factureras’ no podrán beneficiarse; por otra parte, que se dé un giro a los repartos de utilidades hacia bonos de productividad para que las empresas no puedan eludir sus responsabilidades.

Redimensionar imagen