Compartir

La incorporación tecnológica de las empresas se intensificó a raíz de la pandemia, con el objetivo de mantener la operación del negocio a la distancia.

De acuerdo con un seguimiento de JOIN2WORK, las empresas han invertido principalmente en tres tipos de software para el trabajo: Plataformas de comunicación (67%), Plataformas de colaboración (57%) y Herramientas de escritorio (52%).

Tan solo en México 698 mil 944 empresas en México minimizaron sus reuniones presenciales mudándose a medios virtuales, de éstas 607 mil 325 fueron microempresas, 76 mil 853 medianas y 14 mil 766 grandes compañías, de acuerdo con datos del INEGI.

“Con la incorporación de las plataformas de comunicación las reuniones virtuales se volvieron algo del día a día en la pandemia. Sin embargo necesitan optimizar los tiempos que se le dedican; pasar horas en maratones de reuniones virtuales es una práctica del presentismo que necesita eliminarse.” explicó Neja Brglez, directora de plataformas digitales de JOIN2WORK.

Las organizaciones requirieron resolver en primer momento la conectividad y el control sobre la supervisión del trabajo, el cual ya no era físicamente visible o comprobable con el hecho de asistir a un espacio común en un horario determinado.

La tendencia hacia modelos de trabajo a distancia e híbridos es algo que continuará post pandemia. En México, el 5.7% de las empresas en el país piensa mantener el trabajo a distancia de forma permanente, de acuerdo con cifras del INEGI. Son las empresas grandes quienes encabezan esta tendencia con el 30.4%; seguidas de las PyMES con el 10.8%, y las micro empresas en un 5.1%.

Ante este contexto la inversión en la tecnología para el trabajo debe ser estratégica con una visión integradora, no acumulativa de aplicaciones..

“El principal error de las empresas por la necesidad de lograr productividad es recurrir a muchas y diversas plataformas, y en lugar de lograr la optimización sólo confunden a los empleados y no logran los resultados deseados”, explicó Neja Brglez.

La tecnología y el home office sin una estrategia pueden volverse herramientas ineficaces a mediano plazo, de la mano de aumentar el estrés en los colaboradores.

“Tenemos una realidad con mayor uso de tecnología en las oficinas, nuestro trabajo como líderes es pensar de manera estratégica y orientada a objetivos concretos. La inversión en digitalización requiere responder a estas necesidades, que ahorren tiempo, espacio en nuestras computadoras y faciliten el aprendizaje de nuevas habilidades” concluyó directora de plataformas digitales de JOIN2WORK.

Redimensionar imagen