Compartir

Por Lourdes Aguilar

La Confederación de Cámaras de Comercio (Coparmex), hizo un llamado enérgico para que el Gobierno de México dé un viraje en su política económica y con ello se pueda recuperar la confianza y la certidumbre perdidas en los últimos meses.

Porque dijo que 2020 no puede ser otro año perdido para la economía mexicana. “Tenemos que trabajar juntos, para que el crecimiento sea nuestra mejor fortaleza para aspirar al desarrollo del país y alcanzar el bienestar de nuestra población”.

El organismo empresarial hizo referencia al reporte que el INEGI presentó sobre  el crecimiento del PIB para el tercer trimestre de 2019, el cual ajustó a la baja, para situar la cifra en 0%. Es decir, que se confirmó el nulo crecimiento de la economía mexicana –en términos reales– durante los primeros 9 meses del año.

Por ello, consideró que los inversionistas nacionales y extranjeros deben ver nuevamente en México, tierra fértil para el desarrollo de proyectos productivos que impulsen la generación de empleos y detonen el crecimiento nacional.

En esa dirección, el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del sector privado que, el día de ayer, firmaron el Gobierno de México y los representantes empresariales es una noticia positiva, pero insuficiente. Para impulsar el crecimiento en lo inmediato, se tiene que mantener la estabilidad de los fundamentales macroeconómicos; realizar un gasto público eficiente; lo mismo que robustecer la actividad industrial y ampliar la presencia de los productos mexicanos en el mundo.

Mientras que, para lograr un crecimiento de largo plazo, tenemos que apostar por una educación de calidad; fortalecer la inversión en investigación y desarrollo; así como garantizar una mayor conectividad en el país, con infraestructura y tecnología de avanzada.

Redimensionar imagen