Compartir

Para finales de 2019, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) permitirá que los familiares, en un inicio papás e hijos y luego hermanos, primos o conocidos, puedan juntar sus crédito para comprar una vivienda de mayor valor.

El director general del organismo, Carlos Martínez Velázquez, aseguró que esta es una demanda de los derechohabientes, por lo que el programa arrancará con créditos entre padres e hijos.

Dijo en conferencia de prensa que en adelante se ampliará la posibilidad de agregar a hermanos o incluso que no sean familiares, «la idea es que cada año se abra la posibilidad de que más gente agregue su ingreso y con eso se construya un patrimonio familiar».

Un trabajador, a lo largo de su vida laboral acumula activos económicos, pero también activos físicos como una casa o un carro y la suma de esos activos es lo que se tiene que maximizar, para que realmente tenga un beneficio de trabajar en la formalidad, argumentó.

Redimensionar imagen