Compartir

Por Fernando Lopez

Víctor Flores Morales líder del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana sostuvo que hay transparencia en el pago a jubilados del gremio.

Que el sector ferrocarrilero cobró vida en este sexenio de Andrés Manuel López Obrador por la construcción que anunció del Tren Maya en el sureste mexicano con una inversión superior a 150 mil millones de pesos.

Cuestionado al término de una reunión con sus similares en el Congreso del Trabajo dijo ser acusado de robo, y pidió que se investigue de la A hasta la Z. “Dicen que en una esfera blanca siempre hay un punto negro”.

Agregó que son 24 mil jubilados, a los que  se corrieron, “porque hay un cuerpo de justicia y honor, por malas cosas que no me gusta hablar, ellos son los que están atacándome, pero cuando fueron funcionarios porque no me atacaron en su momento, cual robo, que me digan cual robo, que les he robado, eso es una gran mentira, soy un hombre limpio y se lo demuestro a cualquiera, es un puñado nada más, que se quieren aprovechar hoy acerca de los jubilados”.

Agregó que el tesorero Márquez cobra un millón y medio de pesos, y jamás él ha cobrado un sólo quinto, ellos dicen que es robado, Márquez distribuye bien el pago de los jubilados, de las cuotas, tenemos en cada sección un representante, para que cuando fallecen van los familiares a decir que necesitan para que les paguen el seguro de vida.

Además, dijo,  el sindicato Ferrocarrilero, no de las cuotas, les ha ayudado con operaciones, audífonos para la sordera, silla de ruedas y muchas cosas más, les damos más de lo que Márquez recibe y se los puedo demostrar a cualquier persona sea o no sindicalizado.

“Quieren el fideicomiso y que ya no sean socios del STFRM, yo me pregunto las canonjías que tiene en el estatuto los jubilados que van hacer, van a quedar desamparados, es una atribución que tenemos desde 1999 un convenio gobierno y sindicato donde se especifica que el dinero es de los jubilados no es del gobierno, que ellos digan que, si quieren o no, seguir en el sindicato y que se les descuenten las cuotas entre cincuenta o sesenta pesos”, concluyó.

Redimensionar imagen