Compartir

El gobierno capitalino señaló que en la nueva reapertura los restauranteros deberán pedir que los clientes registren su estancia mediante el código QR para rastreo de posibles casos de contagio y realicen muestreo de empleados semanal con pruebas COVID-19 tipo PCR.

“Entre los convenios, se estableció realizar mesas de trabajo permanente todos los miércoles para revisar los protocolos de actuación de reapertura, de manera gradual y progresiva, con relación al comportamiento del semáforo epidemiológico en la Ciudad de México”, explicó la autoridad.

El secretario de gobierno Alfonso Suárez del Real dijo que debe haber un trabajo de todas las partes para construir juntos mecanismos que permitan reactivar la economía de esta industria y salvaguardar la salud de los comensales.

También se informó que el gremio de alimentos no pagará en enero el Impuesto Sobre Nómina (ISN), cantidad que suma 20 millones de pesos, y se beneficiará con 100 mil apoyos directos por 2 mil 200 pesos a los empleados del sector, por un monto de 220 millones de pesos.

El lunes trabajadores de diversos restaurantes de la CDMX y Edomex se manifestaron en el Zócalo bajo el lema #AbrimosOMorimos, para protestar por el cierre de actividades una semana más de sus locales, lo que en un futuro, según ellos, los llevaría a la quiebra.

Redimensionar imagen