Compartir

Empieza a oler feo -como a pavo mal cocido- la licitación de casi 6 mil millones de pesos para las 500 mil tarjetas con chip para las gratificaciones de fin de año a los trabajadores del gobierno federal… pues al interior de la Oficialía Mayor, a cargo de Thalía Lagunes, algunos funcionarios por motivos desconocidos promueven reducir el cumplimiento de certificaciones ISO 27001, ISO9001 y PCI que garantizan el desempeño óptimo de monederos electrónicos en México.

Conforme a un correo electrónico emitido el 21 de octubre pasado se informó a los diversos grupos participantes sobre las inquietudes expuestas sobre tales certificaciones en las juntas de aclaraciones de la licitación N° LA-006000993-EXX-2020. El correo dice: “En ese sentido se considera necesario complementar la información recabada en la Investigación de Mercado a fin de conocer el grado u necesidad del cumplimiento de dichas certificaciones por parte de la industria, lo cual con el objetivo de generar acciones que permitan la libre participación dentro del proceso”.

El correo añade un cuestionario a los interesados para “decidir” cómo abrir a la “libre participación” relajando las normas de calidad para un servicio que debe incluir un “call center” para activar y hacer aclaraciones a los beneficiarios. Vaya, la norma PCI es la que aplica la ABM, que preside Luis Niño de Rivera, con que los bancos certifican el servicio continuo a sus clientes de tarjetas y monederos electrónicos.

En la operación del concurso de Vales Navideños participan diversos funcionarios hacendarios como Alfonso CamachoRodolfo GutiérrezJosé Antonio OlivaresIsrael MontañoRoberto Beltrán y María Cristina Cortes entre otros. ¿Quién promueve el relajamiento de las normas técnicas? Sepa. Pero aprovechando el relajamiento aparecieron cuando menos cinco grupos de “coyotes” que aseguran a los competidores” que traen “la vara alta” para inclinar la competencia a favor de quién pague una comisión que ronda el 1% del valor del contrato.

Si esto fuera pastorela, estaríamos en la escena donde parece que el Diablo lleva las de ganar.

Televisa remonta

En medio de un escenario económico y sanitario adverso, destaca que Grupo Televisa que encabeza Emilio Azcárraga obtuviese en el tercer trimestre del año utilidad neta de 3,639 millones de pesos, es decir un crecimiento de 214.1% anualizado, a lo que contribuyó la venta de Radiópolis que aportó 1,248 millones de pesos pagados por Grupo Coral. Además la operación directa también arrojó buenos dividendos: Izzi, a cargo de Salvi Folch agregó 447 mil clientes (234 mil en banda ancha y 189 en voz), mientras que Sky fortaleció su posición de mercado. Y ligado orgánicamente al negocio, el desempeño como empresa socialmente responsable que le valió, por ejemplo, por el “Child Forum” como un “mejorador” en cuanto los derechos de los niños entre 700 empresas evaluadas.

Alsea delivering

Hoy se espera que Alsea, de Alberto Torrado, de a conocer buenos números de consumo en sus restaurantes lo cual sería un dato que habla de la paulatina mejora de la economía bajo la pandemia del Covid19. En el tercer trimestre se reflejará la reapertura de tiendas en México, Sudamérica y Europa, mayor aforo y horarios de operación así como recuperación de confianza del consumidor para sentarse en restaurantes. Y muy relevante que la entrega a domicilio es un motor clave de los ingresos pues su participación en ventas se duplicaría en una comparación anual. Ciertamente Domino´s Pizza siempre ha tenido su canal propio de distribución, todas las marcas de Alsea tienen servicio a domicilio mediante Uber, Didi y Rappi… lo que también empuja la transformación digital de Alsea que mediante la plataforma WoW Rewards puede conocer mejor al consumidor y hacer una ventaja competitiva.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen