Compartir

Focos rojos en el PRI, cúpula quiere imponer

En el PRI hay preocupación que la cúpula y los que se han servido con la cuchara grande sigan con sus viejas mañanas de reventar acuerdos  para imponer al dirigente a modo, es decir que buscan , sin votaciones de la base levantarle la mano a uno que fue Rector.

Se quieren pasar los acuerdos de abrir el partido para buscar sea una elección a modo, que se registre por unanimidad  con el voto cerrado de la cúpula y marginar, de nueva cuenta el voto de la militancia.

Bueno, para la ex gobernadora de  Yucatán, Ivonne Ortega su mensaje es más que claro que la consulta directa a la base no es negociable.  Que el método para elegir nueva dirigencia del partido, fue aprobada por el Consejo  Político Nacional y es un logró de la base militante.

Los priistas con su propia líder Claudia Ruiz Massieu, creo que deben estar más que alertas este lunes porque la ex gobernadora ya anunció que defenderá estos acuerdos y no crea que llegará con buenos modales, no .

Es una de las aspirantes con fuerza y no se va a doblar tan fácil, de eso pueden estar seguros, hoy no está el Presidente Peña que ofrecía  meter las manos para calmarla cuando se le veía en ese tono.

Pero tal vez que el prende los focos más rojos para el partido y su cúpula, es precisamente el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno “alito” que también, como Ivonne Ortega levantó la voz y no con muy buenas intenciones.

Dicen los que saben que  “alito” lleva ventaja sobre sus adversarios porque es un gobernador hoy en funciones y que sostiene una buena relación con el Presidente López Obrador, en consecuencia genera un estorbó enorme a esas cúpulas que no quieren jugar abiertamente  al voto.

Por eso las acusaciones de “alito contra la cúpula priista que no pueden seguir teniendo al partido como rehén ni como moneda de cambio de intereses de unos cuantos, vaya imponer al ex Rector.

El PRI no es lo que era antes, hoy es un partido destartalado y sin fuerza en el Congreso para contrarrestar al partido con mayoría y en el poder. Aunado a la tibieza que se muestra en sus bancadas como oposición, pues no hay nada que hacer.

Para nadie es secreto que El PRI ha sido rehén de unos cuantos y por eso  está como está, se lo acabó el ex Presidente Enrique Peña Nieto y su grupo de tolucos. Fueron ellos los quieren seguir imponiendo la dirigencia pues la idea es preparar otra vez al presidencial que lo ven en sus propias tierras. Una necedad que no tiene remedio.

Y que tal que “alito” convocó a todos los priistas a no permitir que se cumpla el interés de unos cuantos, vaya frenar y echarlos, si es necesario a la calle. Que ese freno con defensa  les permitirá revalorar su partido, su ánimo y su orgullo.

Vamos a ver este lunes en las entrañas del partido, porque hoy la militancia puede superar, sin lujos de detalle a la cúpula y sus intereses, hoy no mandan en Los Pinos, como en años anteriores cuando desde allá se marcaba la línea.

SOMOS “FIFIS” PERO NO IDIOTAS

La marcha de ayer de miles de ciudadanos en diferentes puntos del país, con mayor fuerza en la Ciudad de México contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es un síntoma que no debe ser minimizado ni etiquetado, más bien es muy preocupante.

En sus pancartas no falto la de “renuncia AMLO”, la de “somos fifís pero no idiotas”; “es de sabios equivocarse, Santa Lucía no es mejor opción”.

Las columnas largas de ciudadanos, es un claro mensaje que no están convencidos de su gobierno y de la división que ha generado desde Palacio Nacional, además de otra parte del gran número de trabajadores despedidos en su  gobierno. Qué decir de las estancias infantiles, del sector salud, etcétera.

El número de manifestantes si es preocupante porque de seguir así en su gobierno, puede  tener consecuencias para el 2021 en las intermedias. Vaya  que pueda sufrir un descalabro en  su bancada de Morena que hoy tiene la mayoría solventada y con su alianza hasta mayoría calificada.

Ojala no se confunda el Presidente porque este año en las dos elecciones que están en juego, Baja california y Puebla, sin duda las ganará en un claro arrebato a los panistas de Marko Cortés, pero no es el sentir general del mexicano, que puede cambiar en el 2021.

PAVIMENTAR PENDIENTES TAREA DE MONREAL Y DELGADO

Los mandamás del Senado, Ricardo Monreal y de San Lázaro, Mario Delgado entrarán esta semana a la prueba de fuego para ver si sacan los pendientes con acuerdos, eso sí, primero hacer refrendar la  lealtad de sus legisladores  y después  tratar con su pares para evitar se sigan dando sorpresas como ocurrió con la reforma Educativa.

Sus presidentes Martí Batres  de la Cámara Alta y Porfirio Muñoz Ledo de la Cámara de Diputados, sin duda están listos para lo que se defina en las reuniones de este lunes donde buscarán definir los extraordinarios para miércoles y jueves, pero con camino pavimentado para no batallar a la hora de votar. Bueno, a ver que sale.

Jachavez77@yahoo.com

Redimensionar imagen