Compartir

Es indudable que a partir de hoy, la relación entre México y Estados Unidos, dará un giro de 180 grados, entre otras razones porque el presidente Andrés Manuel López Obrador apostó y muy mal, a favor de la reelección de Donald Trump, así que buen trabajo se le viene, ni más ni menos que a uno de los héroes de esta llamada cuarta transformación, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, porque le corresponderá iniciar una especia de “operación cicatriz”, dados los errores no solo del presidente, sino también del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, quien mostró toda su indignación por el caso Salvador Cienfuegos y tildó de “locos y rajones” a la DEA, además de que señaló que lo que existe, es un linchamiento mediático en contra de la FGR. Como digno miembro de la llamada cuarta transformación, el titular de la Fiscalía, maneja la teoría de la conspiración, del “compló”, para recordar a un clásico.

Lo que llamó la atención, es que Gertz Manero pidió -medio desesperadamente, por cierto-, que quienes tengan pruebas en contra del exsecretario de la Defensa Nacional, las presenten y litiguen contra la exoneración, por lo que la pregunta es: ¿quién va a hacerle caso al responsable de la FGR?

Mucho entonces es lo que tendrá que componer el canciller Ebrard, que en el tema de las vacunas, no dio lo suficientemente el ancho.

Horas antes de la toma de posesión de Joe Biden a la que, -hay que subrayar-, no fue invitado el presidente de México, Donald Trump dirigió su último discurso, el del adiós, desde la Casa Blanca y tuvo la osadía de decir que dejó a Estados Unidos “próspero y seguro” y que “hicimos lo que venimos a hacer aquí y mucho más”; nada más falso, pues lo único que deja tras de sí el delirante casi, casi, expresidente, es caos y profunda división (¿a quién se parecerá?), por eso, hasta buena parte de los militantes del Partido Republicano, dieron un hondo suspiro de alivio porque se cerró ese dramático episodio en la historia del vecino país del norte aunque, ojo, hay analistas que no descartan que Trump pueda reelegirse en el 2025.

Así, con más pena que gloria, quien trató por medio de la violencia y la mentira permanecer en el poder se fue hoy tempranito y anunció previamente que no estaría presente en la investidura de Joe Biden. Sin embargo, los señalamientos perseguirán a Trump una larga temporada en donde sus empresas, y no por la pandemia, están de capa caída.

El episodio del asalto al Capitolio, aún no está cerrado; el FBI no ha cerrado sus investigaciones y ahora se avoca a averiguar quien coordinó estos disturbios, mientras se transmiten videos en todo el mundo que señalan a Donald Trump Jr, mientras, su papá trabaja desesperado en conseguir una gran cantidad de indultos, se habla de algo así como 100, para los amigos cercanos de Trump y que no quieren que ni sus empresas ni sus recursos se vean mermados, pero lo más probable es que no lo pueda conseguir.

Triste final el del exinquilino de la Casa Blanca, que tuvo que guardar para mejor ocasión las cajas y cajas con botellas de champagne que tenía reservadas para su “triunfo” y cancelar la fiesta con cientos de invitados, pese a la pandemia; que supuso que publicitar que él fue el único mandatario que venció al Covid-19, sería la puntilla que le daría la victoria en los comicios de noviembre pasado. Otro que calculó, y muy mal, ¿a quién se parece?, ese mismo destino, ¿podría ser el mismo de quién?

MUNICIONES

*** Con su alias de Blue Demond Jr, el hijo del legendario luchador, aspira a convertirse en el alcalde de Gustavo A. Madero por el Partido Redes Progresistas en el que el aspirante señala que la profesora Elba Esther Gordillo, “no tiene que ver nada directamente. ¿Será? De manera muy general, el enmascarado azul, aseveró que en caso de llegar, buscará la reactivación económica de la demarcación, así como la seguridad, pero se nota que no tiene alguna idea de cómo hacerlo, esto, sin restar sus cualidades como luchador, con una larga tradición. O sea, ¿tendremos un alcalde enmascarado?, ¿eso lo permite la ley? Hay otros luchadores que también tienen sus aspiraciones como Tinieblas y Carístico, también a dirigir las alcaldías de Venustiano Carranza y Cuauhtémoc, respectivamente.

*** Otro que anda muy belicoso, y no precisamente en el pancracio, es el dirigente de Morena, Mario Martín Delgado, que impugnará ante el TEPJF y vehemente ha salido a la defensa de su jefe, el presidente López Obrador por las restricciones que quiere imponerle el INE en sus tan gustadísimas conferencias de prensa mañaneras, de las que Elena Poniatowska ha dado testimonio. Delgado alega que su presidente es un “promotor de la libertad” y calificó de “medievales y retrógradas” las medidas adoptadas por el INE. Esta escena nos recuerda cómo los distinguidos miembros de esta llamada cuarta transformación, defendió por todos los medios a su alcance el que Twitter y Facebook hubiera censurado indefinidamente las cuentas ni más ni menos que de Donald Trump, empezando por el inquilino de Palacio Nacional. Las vueltas que da la vida.

*** El presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Eduardo Ramírez, se reunió con los titulares de las 46 comisiones del Senado de la República, para revisar la agenda legislativa del Periodo Ordinario de Sesiones que inicia el próximo 1 de febrero. Luego del encuentro, que se llevó a cabo a distancia, el legislador subrayó la necesidad de diseñar una reforma que permita a los integrantes de la Cámara Alta realizar su trabajo a través de plataformas digitales. En este sentido, aseguró que existe consenso entre las fracciones parlamentarias para establecer un Senado digital y que no exista parálisis legislativa, ni por la pandemia por Covid-19, ni por los procesos electorales de este año.  Lo más importante en este momento, acotó Eduardo Ramírez, es empezar a trabajar en la reforma al Reglamento, a la Ley y, en su caso, a la Constitución, a fin de deliberar los asuntos del Senado de manera digital. 

Redimensionar imagen