Compartir

Así es y nada más: en promedio el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México obtiene una utilidad promedio de 200 mil pesos luego de descontados de sus ingresos totales (incluyendo la Tarifa Única Aeroportuaria e ingresos comerciales) gastos operativos, costos de venta y pago de intereses… estos últimos, la carga más onerosa que tiene el aeropuerto nacional a cargo del contraalmirante Carlos Velázquez Tiscareño, pues la totalidad de la Tarifa Única Aeroportuaria se dirige a cubrir el servicio y principal de la monumental deuda de 4,200 millones de dólares de los Bonos MexCat usados para el fenecido NAIM.

Y ni cómo tocar esos bonos, pues los primeros en no mostrar interés negociar el prepago de esa deuda son los propios acreedores… pues su negocio son precisamente los intereses de una deuda garantizada con un colateral que tienen un alto flujo de efectivo -el aeropuerto chilango- que seguirá funcionando conforme al modelo de Sistema Metropolitano de Aeropuertos al que apostó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Los ingresos propios que básicamente le quedan al AICM son básicamente los provenientes por renta de espacios comerciales; de ahí que sus administradores se apuren a la cobranza de cerca de 7,500 millones de pesos de deudas que tienen diversos establecimientos en los edificios de pasajeros. También en la realización de la ya reestructurada licitación de los mostradores que ocupaban jubilados (pero también vendedores de Tepito) de Mexicana de Aviación en la Terminal 1: el concurso se concluirá este mes pero se modificó para que sólo los mostradores y áreas de oficinas fueran rentadas (no la superficie donde los pasajeros esperan turno) y sin perder de vista que mayor costo impacta el costo de los boletos… lo cual afectaría las estrategias de Volaris que a cargo de Enrique Beltranena se perfila como ganador de ese concurso.

El AICM tiene, conforme al paquete presupuestal presentado por Rogelio Ramírez de la O, garantizado el fondeo federal cercano a 1,500 millones de pesos para 2023 y otro tanto para 2024… pero para atender pistas, calles de carretaje, estaciones remotas y todo el llamado “Lado Aire”, por lo que le hace falta el billete para el “Lado Tierra” donde se desarrolla toda la atención a los viajeros.

RAI 2022 a lo grande

La Reunión Anual de Industriales en Guanajuato para este año mostró gran músculo en su convocatoria y en el diseño de su agenda: la entidad organizadora, la Confederación Nacional de Cámara Industriales (CONCAMIN) que encabeza José Abugaber, enfocó la temática de la Reunión a la innovación enfocada a la sustentabilidad y la economía circular con conferencistas como Carlos Ferrando, así como el futurista en materia tecnológica y economía alemán Gerd Leonhard. La RAI que inicia hoy se convierte ciertamente en un espacio privilegiado para la reflexión y la creación de ideas con valor… pero también de articulación política-empresarial. Dada la convocatoria de CONCAMIN y Abugaber estará ahí el gobernador panista Sinhue Rodríguez junto con al secretario de gobernación Adán Augusto López, con el director del IMSS Zoé Robledo, con Carlos Martínez del INFONAVIT, y con otros cuatro gobernadores (el regiomontano Samuel García, el jalisciense Enrique AlfaroMauricio Vila de Yucatán y el reciben encumbrado Julio Menchaca de Hidalgo). Por su fuera poco, asiste el jefe de Casa Sauza, Servando Calderón y el presidente de Iberdrola México, Enrique Alba.

Nuevo líder bolsero

Pues Edgar Tinoco Gutiérrez se convirtió en el nuevo presidente de los Industriales de Bolsas Plásticas de México (INBOPLAST) para 2022-2024. El nuevo líder bolsero posee más de siete años de experiencia en el sector, por lo que dentro de sus retos al frente del gremio conformado por 35 fabricantes de bolsas (que representan alrededor del 70 por ciento de la producción nacional) destaca el orientar sobre el manejo que promueva la sostenibilidad y el uso adecuado de este producto, mientras en paralelo impulsa el trabajo entre la iniciativa privada y las entidades de gobierno para darle continuidad al Plan Bolsa conforme los requerimientos del modelo de economía circular. Y vaya que vale andar de bolsa: esa industria en México vale más de 70 mil millones de pesos anuales y emplea a más de 50 mil personas en directo.

@mfloresarellano

mflores37@yahoo.es

A %d blogueros les gusta esto: