Compartir

Ante la violencia generalizada que se da en varios estados del país, con zonas en manos de narcos, de pandillas que atacan a la población y la misma Guardia Nacional, el Senado debe participar en un cambio a la estrategia en materia de seguridad. No se puede seguir con el mismo esquema. El asesinato de dos jesuitas en el Estado de Chihuahua, o las agresiones a los obispos de Jalisco o de Zacatecas, son elementos para exigir un cambio en materia de seguridad.

Desde hace unas semanas, el país ha entrado en una vorágine delictiva que amenaza con hacer de este mes el más violento de los últimos tiempos, algo está pasando o algo está no funcionando, pues además de los crímenes a los que “ya nos tienen acostumbrados”, se tiene que lidiar con el asesinado de dos Sacerdotes Jesuitas y de una joven cantante de escasos 22 años.

Ante esta situación, Ricardo Monreal señala  los senadores tenemos que entrar a este proceso de análisis, de discusión e incluso de proposición de cómo mejorar el Plan de Seguridad Pública.

En su calidad de presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado, Monreal dijo que se debe mejorar la coordinación entre quienes se dedican a la actividad del combate al crimen organizado, la Defensa Nacional, la Marina, la Guardia Nacional, las Policías estatales, las Policías municipales, las labores de inteligencia.

“Yo sí creo necesario incluso, con la sociedad civil, con los expertos, revisar y buscar alternativas de solución para este gran problema, esta gran dificultad que estamos padeciendo”, puntualizó, poco antes de viajar a Puebla de Los Ángeles, a una reunión de trabajo de carácter legislativo en materia del Código Civil.

Ricardo Monreal Ávila recordó que el Senado tiene facultades constitucionales para atender el tema de la Seguridad Pública:

“De hecho, es quien aprueba el Plan Nacional de la Guardia Nacional, entonces sí tenemos espacio y podemos abrir este análisis, con seriedad y respeto para buscar cómo nos coordinamos los tres Poderes, los organismos autónomos y enfrentarnos al problema de la inseguridad, que es de todos y es a favor de todos los mexicanos”.

Y el dirigente del tricolor Alejandro Moreno, propuso que si el gobierno federal no puede garantizar la seguridad, que se permita a las familias portar armas para defenderse.

En compañía de la Secretaria General Carolina Viggiano e integrantes del CEN, el líder del tricolor aseguró que ante las ocurrencias de Morena, que cuestan miles de vidas, el tricolor propondrá modificar la Ley de Armas de Fuego, para que la gente pueda tener acceso a las armas, con la finalidad de defender sus vidas y casas.

Asimismo, anunció que el Revolucionario Institucional impulsará una ley para que los integrantes de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional y la Marina puedan llevar sus armas de cargo a sus casas, para defenderse y hacer frente a la delincuencia organizada.

  Alejandro Moreno sostuvo que ante la ausencia de un Estado que cuide a los mexicanos, “que sepan los delincuentes que la gente se va a defender. Nuestra prioridad debe ser la gente honesta y que los delincuentes sepan que ésta se va a defender de las agresiones”.

+++

Pero en otro 0rden de ideas Monreal se refirió a la reciente reunión de militantes, líderes y personajes de la vida nacional, interesados en las elecciones de Coahuila el 2023 y de la sucesión presidencial en el 2024.

“Y yo te diría que esa es la mejor fórmula para que Morena pueda ratificar el triunfo en el 24; que no haya exclusión y que no haya dogmatismo, que no haya intolerancia y que no haya sectarismo”, puntualizó.

+++

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), que también forma parte de la coalición “Va por México”, aparentemente, no tiene problemas internos. Dirigido por Jesús Zambrano y Jesús Ortega, conocidos como “Los Chuchos”, la organización del sol azteca se mueve según los vientos que le lleguen. En vías de desaparición, su única tabla de salvación está en la alianza mencionada. Tendrá que aceptar con gusto o a regañadientes la línea que le marquen los otros partidos. Los perredistas deberán apoyar a los candidatos a las gubernaturas de Coahuila y Edomex, así como al aspirante presidencial que designen panistas y priistas.

En términos generales, en las filas de los partidos de la oposición surgieron manifestaciones de inconformidad, por la forma errática en la que se manejan las dirigencias, que deben buscar estrategias para enfrentar al pardito Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que ya se lanzó de lleno en la lucha por las gubernaturas de Coahuila, Edomex y la silla presidencial. Mientras los morenistas se encuentran sobrados de aspirantes a la contienda electoral del 2024, en la oposición, solo unos cuantos levantaron la mano para que los tomen en cuenta como aspirantes, entre estos está Ricardo Anaya el panista “autoexiliado”.

Hay problemas de inconformidad en Acción Nacional; en el Revolucionario Institucional se vive una crisis, que nadie puede negar; en el Partido de la Revolución Democrática las condiciones en las que se encuentra no le permiten asumir una actitud de exigencias políticas: aceptar lo que les ofrezcan. No tienen oposiciones.

+++

En el INE de Lorenzo Córdova hay un pendiente para la senadora Claudia Ruiz Massieu que hoy anda desatada buscando cambiar la dirigencia de Alejandro Moreno y quedarse con el destartalado PRI.

Su paso por el senado ha sido gris, pero si pelea para que le hereden el tricolor, pensando que pueden nombrar candidatos a diputados ya gobernadores en donde años.

Bueno, que le recuerden qué, como líder del partido en 2019, el PRI se negó a depurarlo de retirar a aquellos que ya no militaban para aparentar, mañosamente para no desnudarlos de la pérdida del 2018.

ubaldodiazmartin@hotmail.com

www.hombresdelpoder.com.mx

A %d blogueros les gusta esto: