Compartir

El “súper héroe” Ebrard, no puede con todo

En el marco de la Glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el próximo martes se presentará a comparecer en el Senado de la República, el secretario de Relaciones, Marcelo Ebrard Casaubón y evidentemente las atenciones no estarán solamente concentradas en la política exterior mexicana en esta llamada cuarta transformación, sino más bien, en lo que será el futuro del canciller para el 2024, aunque ahora no pueda con todos los asuntos que se le han encomendado.

Y es que para nadie resulta extraño que desde hace algún tiempo, al presidente le ha dado por placear en uno y otro lado a Ebrard Casaubón, que es quien hace los viajes internacionales  porque el Ejecutivo, al parecer, ya no puede estar tantas horas en el avión.

Lo anterior, le ha caído al titular de la SRE “de perlas”, pues eso le ha permitido codearse con Jefes de Estado, cosa que el presidente no puede hacer en parte también porque le causa una sensación de temor el no poder estar a la altura de los estadistas mundiales.

No ha transcurrido tanto tiempo desde que López Obrador le ha pasó la estafeta de prácticamente todos los asuntos a su canciller, que es tan solo unos años más joven que él. Lo ha perfilado como “el súper héroe” de esta llamada cuarta transformación.

Así que en lo que será su comparecencia en la Cámara Alta, seguramente temas para hablar, los tendrá y muchísimos. Haciendo un poco de memoria, cuando hubo que ir a negociar a Estados Unidos que el presidente Donald Trump frenara sus intenciones de imponer aranceles a México por permitir de manera tan laxa el paso de migrantes centroamericanos al vecino país del norte; la delegación la encabezaba él.

Posteriormente, cuando se registró la matanza en El Paso, Texas, quien tomó el asunto en sus manos por instrucción presidencial, fue Marcelo Ebrard y hasta se “aventó” a declarar que pediría la extradición de Patrick Crusiuss, el joven que perpetró ese crimen, a nuestro país para que fuera juzgado aquí.

Sin embargo, con el asunto que no ha podido y que el presidente también le encomendó, es con el de la matanza de que fue objeto la Familia LeBaron. Ayer, el vocero de la SRE, Roberto Velasco Alvarez, dio a conocer las últimas declaraciones de Trump con relación de considerar a los carteles del crimen organizado como grupos terroristas, ese es el último asunto que el flamante canciller tiene en sus manos y no podrá impedir que el inquilino de la Casa Blanca no declare terroristas a los cárteles mexicanos.

Con la posición de Trump, se sabe ahora que lo que diga el presidente López Obrador en eso de que el vecino país del norte tiene que respetar la política interna de México, le viene absolutamente “guango”. A ver con qué sale el tabasqueño hoy, en la gustadísima conferencia de prensa mañanera.

La familia LeBaron presentó esta petición ante la Casa Blanca porque en México, las autoridades andan más perdidas que un náufrago y a la fecha, no han hecho nada al respecto, por ello, los LeBaron consideran que el gobierno mexicano no tiene la capacidad ni la inteligencia ni la voluntad para enfrentar a la delincuencia organizada.

De manera tradicional, los gobiernos mexicanos se han opuesto a esta declaración que está a punto de hacer Trump, ya que eso involucraría en nuestro país a la DEA, el FBI y demás agencias norteamericanas, amén de que se refuerza la idea de que México es un “Estado fallido”.  

Por “las benditas redes”, Alex LeBaron señaló: “no abogamos por ‘invasión, ya estmos invadidos por Carteles Terroristas en territorio Mexicano… EXIGIMOS Coordinación REAL entre ambos países!… ambos países son responsables del tráfico de drogas, armas, dinero y consumo en ascenso”

MUNICIONES

*** Durante su participación en la presentación del Plan de Infraestructura que anunció el presidente López Obrador, Luis Niño de Rivera, Presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) señaló que “los recursos adicionales que hay en la banca internacional y en los fondos internacionales, que han manifestado con toda claridad su interés en venir a invertir a México, nos permiten asegurar, no sólo el financiamiento de estos 859 mil millones en los próximos cinco años, sino todos los paquetes de inversión adicional en infraestructura que tiene la iniciativa privada y también seguir apoyando las inversiones que hará el sector público en los temas de infraestructura”. Para financiar el crecimiento y estos programas, que son 859 mil millones de pesos, precisó Niño de Rivera: “disponemos no sólo de los 600 mil millones que tiene la banca, de los cuales puede invertir, si somos consistentes con lo que ha sucedido en el pasado, que es el 14 por ciento de ese dinero, tenemos aproximadamente 84 mil millones de pesos disponibles por año”. Las Afores cuentan con  3.9 billones de pesos captados y únicamente invierten el día de hoy el 4% de ese dinero en infraestructura. Si nosotros aumentamos un 1% de ese dinero anualmente, vamos a tener 39 mil millones anualmente para invertir y los fondos de inversión privados en México que tienen 2.6 billones de pesos serían otros 26 mil millones de pesos adicionales, Así que recursos en México e internacionales hay suficientes para cumplir con este primer paquete y con los demás que tengamos en el futuro”, apuntó Luis Niño de Rivera.

*** El diputado federal del PVEM, Ricardo Gallardo afirmó el Plan Nacional de Infraestructura, es una muestra de la confianza de los empresarios al proyecto económico del Gobierno de la República, por lo que hay que dar tiempo para ver sus resultados. Aseveró que este es un ejemplo de trabajo por el bien de México, por encima de diferencias de cualquier tipo, pues la iniciativa privada está manifestando su interés de invertir y activar la economía nacional. El legislador potosino agregó que esto también deja claro que hay que evitar emitir juicios por adelantado, como se está generando con las versiones encontradas sobre la recesión económica. “Hay que  tener confianza, vivimos una nueva forma de hacer política, pues es parte de un cambio de régimen y, en lugar de confrontar, deber ser motivo para que todos trabajemos unidos y contribuir al crecimiento y desarrollo de México”. Hay que recordar que  el Plan Nacional de Infraestructura plantea, en una primera etapa, 147 proyectos con una inversión de más de 859 mil millones de pesos, por lo que el diputado subrayó que hay que esperar su desarrollo y, en su momento, hacer una evaluación seria de sus resultados. El diputado Gallardo subrayó que otro síntoma de confianza en México para invertir es que, durante los primeros nueve meses de este año, se captaron 26 mil millones de dólares de Inversión Extranjera Directa, que representan un crecimiento de 7.8 por respecto al año pasado, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen