Compartir

IMSS, ISSSTE, ¿salud estilo Dinamarca?

Que no sorprenda a nadie que el presidente Andrés Manuel López Obrador siga de ocurrencia en ocurrencia mientras el país se desmorona. Ahora, de gira por Chiapas, donde por cierto, el recuerdo del exgobernador Manuel Velasco, no le dice absolutamente nada, salió con que no hay que hacerle caso a rumores porque la falta de medicinas en Institutos como el ISSSTE, no es culpa de la austeridad. ¿Entonces de qué?, habría que preguntarle al jefe del Ejecutivo, que por lo demás, no aclaró nada.

Si bien escuchó los reclamos de los médicos, los cuales son muchos, habrá que recordar que no hace tanto tiempo, apenas en mayo pasado, el propio López Obrador, en una de sus acostumbradas, tan amenas y detalladas conferencias de prensa mañaneras, declaró que México contará con un sistema de salud como el que tienen en Dinamarca. El problema es que el tabasqueño no puso plazo ni hizo un compromiso concreto, sabedor a lo mejor que no lo podrá conseguir ni durante su gestión ni en la siguiente, en el caso de que su partido Morena, continuara en el poder.

La anterior fue una ocurrencia más y se dio justo un día después de que el ahora senador Germán Martínez Cázares, renunciara a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social y en una larga misiva dirigida al presidente, le hizo saber de las muchas deficiencias que sigue habiendo en el Instituto que ahora dirige Zoé Robledo.

Acusó el expanista, -como se recordará-, que “la injerencia de funcionarios de la Secretaría de Hacienda en el IMSS pone en riesgo la vocación de igualdad, justicia y servicios de salubridad que brinda”, y no sobra señalar que la situación sigue igual, sólo que Robledo tiene la consigna de no  hacerla tan evidente. ¡Qué tal!

En el caso del ISSSTE, hay que recordar los arbitrarios despidos que se dieron hace varios meses, cuando su actual director, Luis Antonio Ramírez ya estaba al frente; algo muy semejante a lo que recientemente ocurrió en Notimex. En el ISSSTE, a parte del personal de confianza, simplemente ya no lo dejaron entrar a su centro laboral y si lograban traspasar, entonces los policías les hacían una “atenta invitación” a abandonar las instalaciones del Instituto, porque ya no trabajaban ahí.

Pues durante su gira por Chiapas, López Obrador desde luego que estuvo acompañado de Luis Antonio Ramírez, quien le prometió muy solícito y sonriente al presidente, que haría realidad el proyecto de salud de la llamada cuarta transformación. O sea ¿salud estilo Dinamarca?, ¿con tantas deficiencias y austeridad? No, pues sí, prometer no emprobrece, dice el refrán.

En la referida conferencia de prensa mañanera, López Obrador reconoció que hay problema de desabasto de medicamentos pero, para variar, se justificó diciendo:  “les diría que estaba peor antes”. ¡Bendito consuelo en el reino de la llamada cuarta transformación!

MUNICIONES

*** Hoy, el alcalde de Seúl, Corea del Sur, Park Won-soon, sustentará la Conferencia Magistral: “Ciudades más Humanas, Incluyentes y Sostenibles”, en el Salón Gaudí del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos A.C. (CAM-SAM). Así lo dio a conocer la presidenta del gremio de los arquitectos, Susana Miranda Ruiz, quien resaltó que, con este evento, el CAM-SAM busca contribuir a difundir una de las experiencias en materia de desarrollo urbano más exitosas en el mundo, al traer a su campus al conferencista Park Won-soon, quien gobierna una de las ciudades más grandes y pobladas del planeta. “No me cabe la menor duda de que el alcalde Seúl, nos va a decir cómo humanizar más la ciudad de México”, aseguró la especialista. “Es una conferencia sin precedente -sostuvo Miranda Ruiz- porque Park es considerado uno de los gobernantes que más trascendentales transformaciones urbanas ha logrado en los últimos tiempos”. Durante los últimos siete años del gobierno de Won-soon, Seúl ha logrado una gran innovación urbana, económica y social al reinventarse, así como colocar al ser humano en el centro de las decisiones en materia de desarrollo urbano. Se ha impulsado el respeto por el trabajo y el desarrollo de las comunidades, para hacer de Seúl una de las megaciudades más humanizadas.

*** Resulta que el pasado viernes, María del Carmen Cuevas, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, se reunió en la Secretaría de Gobernación ni más ni menos que con su titular, Olga Sánchez Cordero. Según se sabe, durante dicho encuentro, Cuevas, demostró su cercanía con el poder a nivel federal, pues también se apersonaron en la reunión los titulares del Poder Judicial de todos los estados de la República. Así pues, quién podría dudar que el espaldarazo a nivel federal es un mensaje dirigido a los intereses que desde hace tiempo han intentado, sin éxito, cuestionar su permanencia como la máxima titular del poder judicial en el estado.

*** Durante varios días, la cosa ha estado que ardeen el Congreso de la Ciudad de México, ya que como es bien sabido, después de que su presidente el morenista Jesús Martín del Campo dirigió una andanada de palabras altisonantes a los diputados presentes en el pleno del recinto de Donceles y Allende porque no se dio cuenta que el micrófono estaba encendido, la diputada Valentina Batres puso en su lugar a la coordinadora de Servicios Parlamentario, Carina Piceño. Quienes tuvieron la oportunidad de observar la escena, se percataron de los manotazos que Batres –vicepresidenta de la bancada de Morena que coordina Ricardo Ruiz-, lanzó al aire, sumamente exaltada,  mientras la responsable del manejo parlamentario en el Congreso capitalino solo escuchaba sin atinar a encontrar respuesta alguna para justificarse. La escena tuvo una duración de aproximadamente 30 minutos y seguramente, la diputada Batres le recetó palabras que tomó del florido léxico de Martín del Campo, ¿o no? No está de sobra recordar que desde la semana pasada Martín del Campo no ha dado ninguna explicación sobre sus ofensas a sus compañeros diputados. De hecho, no hay justificación alguna para quien ha vivido del recuerdo de haber participado en el Movimiento del 68. Aquí lo grave sería que Carina Piceño pretendiera encontrar responsables de la pifia de Martín del Campo en el área de sonido de Servicios Parlamentarios, pues es sabido que el micrófono lo controla directamente el presidente de la Mesa Directiva y a Martín del Campo, ya se le olvidan las cosas. Lo malo de esto es que el reglamento interno del Congreso capitalino sólo contempla como sanción al diputado neopetista un “apercibimiento”, es decir, una llamada de atención o una eventual disminución en los ingresos de su dieta, lo cual está años luz de que suceda.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen