Compartir

Gobierno de CDMX y Coello Trejo, se “hacen bolas”

por entrega o captura de “miss Mony”; todos quieren “la medallita”; Romero Oropeza, ¿o se va o lo van?

Es indudable que no solo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se quiso “colgar la medallita” de que la dueña del Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, finalmente y después de haber permanecido casi dos años escondida, bajo la protección  y el cobijo de alguien de gran peso,  se entregara a las autoridades. También la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, quiso promocionarse diciendo que la procuraduría la había atrapado prácticamente gracias a sus buenos oficios.

También conocida como miss Mony, García Villegas está ahora bajo prisión preventiva por el delito de homicidio culposo en contra de 26 personas, desafortunadamente, 19 menores de edad que eran alumnos del plantel en el temblor del 19 de septiembre del 2017 y que además, tenía una megaconstrucción en la que en la planta de arriba, sobre las aulas, la directora del plantel, ahora presa, había construido una residencia a todo lujo con terminados de mármol, una fuente y jakuzzi en cada baño violando con eso las leyes en materia de construcción de planteles educativos en la capital de la República.

Cómo olvidar que luego del temblor que acabó con su escuela, “miss Mony”, subida en los escombros y micrófono en mano, pedía “a los papacitos” que pagaran el mes de colegiatura, septiembre, e incluso el siguiente.

Los padres cuyos hijos desafortunadamente fallecieron, recordaron que la directora del plantel tomó las mochilas de estos niños para poder sacar todas las cosas de valor que había en su mansión, sin importarle que había ocurrido, ni con sus alumnos, ni con el personal, maestros sobre todo que le dieron a “miss Mony” una verdadera lección que ella jamás podría aprender, al proteger a sus alumnos aún a costa de sus vidas.

Luego, vino la entrevista que García Villegas dio a una conocida cadena de televisión en la que, escondida desde algún lugar, todo se le fue en llorar y decirse víctima de las circunstancias.

Cuando la directora del colegio Rébsamen amplió su plantel, como se recordará, la delegada en Tlalpan era precisamente, Claudia Sheinbaum y este caso tuvo incidencia, -aunque no tanta, por lo que se ve-, en su campaña, cuando buscó por Morena, la jefatura de Gobierno de la CDMX, que hoy ostenta.

Sheinbaum optó por hacer de lado el asunto cuando ocupó su nueva encomienda, mientras que los padres de los niños fallecidos, demandaron que la señora García Villegas se entregara a las autoridades o por lo menos, diera a conocer el sitio desde el cual había concedido la entrevista señalada.

Pero si por algo se ha caracterizado el gobierno de la llamada cuarta transformación, también a nivel local, “el engrudo se les hizo bolas” y por lo menos al momento de escribir estas líneas, no se ponían de acuerdo en cómo había sido detenida “miss Mony”, esto es, si la vieron comiendo en un restaurante del sur de la ciudad de México y hubo de por medio una denuncia anónima o bien, ella optó por entregarse por decisión propia y luego de una muy larga conversación con su familia.

Esta última versión la dio a conocer  el despacho que lleva la defensa de la directora del colegio “Enrique Rébsamen”, el de Javier Coello Trejo, que agregó que su defendida, habría negociado su entrega con un subsecretario de Gobierno capitalino y se supone, un diputado local, cuyos nombres no se dieron a conocer. O sea, ¿una negociación en lo oscurito”

El caso es que la víspera de esta entrega, las autoridades ofrecieron 5 millones de pesos a quien diera informes sobre la directora del Rébsamen y de pasadita, con esa acción, Sheinbaum trató de limpiar su imagen de esta, digamos, “manchita” que pesaba sobre ella.

Habrá que seguir de cerca este juicio en el que a lo mejor, podrían salir a la luz una serie de detalles de cómo “miss Mony” construyó de manera tan irregular y violando las leyes, su escuela, ¿qué otros nombres podrían salir por ahí?

Por lo pronto, la jefa del Gobierno capitalino, tuvo a bien “amarrarse el dedo” y salir a decir públicamente que no hubo negociación alguna de por medio, para que García Villegas se entregara, “obviamente, por el tema de la recompensa, mucha gente fue a declarar, ya lo informará la procuradora (Ernestina Godoy), pero no hay nada a cambio de nada”. ¿Será?

MUNICIONES

*** Son ya cinco los estados en los que se ha aprobado la Reforma Educativa, que de manera expréss y con la ayuda del PRI y PRD y Movimiento Ciudadano, se aprobó el viernes pasado en el Senado de la República, y estos son: Morelos, Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Colima, o sea, faltan los Congresos locales de 12 estados para que ésta tenga declaratoria de constitucionalidad. Se supone que hoy la discutirán los Congresos de Guerrero, Tlaxcala, Hidalgo; para mañana en Puebla, CDMX y Veracruz, y el miércoles en Durango, Baja California Sur y Sonora. Se tiene previsto que no haya mayor problema, pues los “maestros” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, “ni pío han dicho”.

*** Mucho se comenta en los corrillos de Petróleos Mexicanos, que de un momento a otro, o le piden la renuncia al flamantísimo director, Octavio Romero Oropeza, o bien, él se va por su propio pie porque no puede más con la carga que le implica ser ingeniero agrónomo,  compadre del presidente Andrés Manuel López Obrador, y no saber nada de nada de cuestiones energéticas, además de su aversión por la no menos “brillante” secretaria de Energía, Rocío Nahle. El chiste es que cuanta contratación hacen, no les otorgan absolutamente ninguna prestación. ¡Qué tal!

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen