Compartir

Cuarta Transformación, el mundo de lo aberrante

; Grupo Salinas, empresa socialmente responsable; Batres, espaldarazo a Germán Martínez

Primero, se pensaba que el mundo de la llamada cuarta transformación era al revés, pero conforme transcurren los días, se ha venido a comprobar que es el mundo de lo aberrante y lo absurdo, en el que una lógica muy peligrosa prevalece y que va a terminar por afectar a toda la sociedad de manera muy severa.

Con la crisis por la que atraviesa el sector salud, con una parsimonia impresionante, el presidente Andrés Manuel López Obrador toma el preocupante tema con una ligereza verdaderamente pasmosa y en su siempre entretenida conferencia de prensa mañanera, niega la realidad que se le planta enfrente de tajo y rechaza, -visiblemente enojado-, que haya despidos de personal en el sector salud y por cierto, muy al estilo de la 4T, es decir, sin mediar la más mínima explicación y de muy mala forma, corren al personal médico especializado, como ha ocurrido en muchas otras dependencias.

Por su parte, el presidente señaló que el desabasto de medicinas no es  grave y que en todo caso, es producto del desastre que le dejaron (para variar) anteriores administraciones. En este punto, hay que subrayar que ya va siendo muy aburrido o bien, una excusa por demás errada, sacar para todo al pasado. Lo cierto es que la administración lópezobradorista corre y ese pretexto les servirá cada vez menos para justificarse.

Y la realidad que no ve López Orador, sí la ven, por ejemplo, en la Cámara de Diputados, donde los coordinadores del PAN, Juan Carlos Romero Hicks; René Juárez Cisneros, del PRI y Verónica Juárez Piña, del PRD, coincidieron en señalar la manera en que se ha afectado a clínicas y hospitales, así como a los pacientes más vulnerables y esto, desde luego, no puede ser una campaña de desprestigio, como asevera el tabasqueño, pues en la famosa Zona de Hospitales del Sur de la CDMX, diversos medios que para nada son “el hampa del periodismo”, han reportado cómo el personal labora bajo protesta por carecer de los implementos mínimos para realizar su importante trabajo.

Y si acaso el tabasqueño no está convencido o se obstina en negar la dramática realidad en el sector salud, el diputado Romero Hicks lo invitó a que visite cualquiera de los hospitales generales y corrobore todas las carencias con las que trabajan y los milagros que tienen que hacer médicos y personal hospitalario.

Específicamente, el legislador panista señaló: «No es negando las cosas como se van a resolver. El Presidente, cuando no tiene argumentos, generalmente dice que se está atacando la corrupción, pero son cosas diferentes, si hay corrupción hay que corregirla, el tema de la salud debe tener calidad, calidez y cobertura y hoy estamos en riesgo nacional y se ve en todo el espacio nacional».

Bueno, ¿de qué color se habrá puesto la cosa que directores de estos Institutos, que son gloria de México, llegaron hasta la Cámara de Diputados para exigir a la fracción parlamentaria de Morena que coordina Mario Martín Delgado, detener el recorte de recursos presupuestales como pretende hacerlo el tabasqueño, por 2 mil 300 millones de pesos y evitar de esta manera que la situación empeore. 

Pero a López Obrador le interesa mucho más el beisbol y no cantar el Himno Nacional. Lo dicho, el mundo de lo aberrante y lo absurdo.

MUNICIONES

*** Quien nuevamente se anotó un gran triunfo, fue Grupo Salinas, que en la semana que concluye, once de sus compañías fueron reconocidas con el distintivo de Empresa Socialmente Responsable. Tal distinción que entrega anualmente el CEMEFI y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial (AliaRSE), les fue otorgado en reconocimiento a su innovadora gestión de hacer negocios, así como de promover y acreditar que sus operaciones sean sustentables en lo económico, social y a favor del medio ambiente.

*** La Comisión de Quejas y Denuncias del INE declaró improcedente la adopción de medidas cautelares que solicitara el Partido Acción Nacional en contra del presidente López Obrador; la Secretaría de Bienestar, a cargo de Luisa Albores y el partido Morena, por presunta promoción personalizada, difusión de propaganda gubernamental, uso indebido de recursos públicos y coacción del voto, derivado de la entrega de las llamadas “Tarjetas Bienestar”. El INE determinó que por lo que respecta al uso indebido de recursos y coacción del voto derivado de la entrega de las tarjetas, resulta improcedente el dictado de las medidas cautelares solicitadas en este caso por Acción Nacional, debido a que no está prohibida per se la entrega de beneficios de los programas sociales durante  los procesos electorales,aunado a que la distribución de dichas tarjetas se realiza a domicilio, a través de servidores públicos adscritos a la mencionada Secretaría, o bien, se recoge por parte del beneficiario en las oficinas de las delegaciones referidas, sin que exista evidencia de que su entrega se lleva a cabo en eventos masivos o en otra modalidad que pudiera afectar la equidad en la contienda electoral, aunado a que no se realiza la entrega de propaganda gubernamental que pudiera coaccionar o influir el voto de los ciudadanos en los estados con Proceso Electoral Local 2019.

*** De cualquier manera, en este punto habría que comentar que hace ya varios meses, personas de la Tercera Edad no han recibido depósito alguno, propiciando situaciones verdaderamente tristes porque no pueden comprar sus medicinas o comida. Entonces, ¿seguro que esto proviene también del “hampa del periodismo”?, lo que es carecer totalmente de argumentos.

*** Y en eso de estarse tomando fotografías como para refrendar su compromiso con la llamada cuarta transformación, primero fue con la líder de Morena, Yeidckol Polevnsky y ayer, de regreso por sus fueros, Germán Martínez Cázares hizo lo propio con el presidente del Senado de la República, Martí Batres, con quien se reunió para ultimar los detalles de su retorno a su escaño. Así y ante las versiones de que la parte más radical de los senadores morenistas le tienen preparada una “sorpresita” al expanista, que “no verá lo duro, sino lo tupido”, Batres Guadarrama le dio el espaldarazo al exdirector del IMSS, al hacer hincapié en que sigue incluido en el proyecto del partido del presidente. ¿Ya podrá respirar tranquilo Martínez Cázares?, ya se verá.

*** Dice Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya Austin, que lo que menos le interesa al exdirector de Pemex, es tener algún cargo en la administración pública. Para que lo entienda el que lo quiera entender.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen