Compartir

AMLO Y CUITLÁHUAC, POLITIZAN TRAGEDIA DE MINATITLÁN

; CÚPULA MORENISTA DEFIENDE A SU GOBERNADOR DE WINCKLER; CHARREZ Y SUS “PATADAS DE AHOGADO”

En el atrio del Museo Naval, le alzó la mano derecha, quizás pensando que ambos seguían en campaña, el caso es que el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha dedicado estos últimos días a ir de lamento en lamento por la matanza ocurrida el viernes pasado en Minatitlán, Veracruz, forzado por las circunstancias y por quienes le exigieron, hasta por las “benditas redes” que diera alguna señal de cuál era su posición al respecto, porque el tabasqueño hizo todo lo que pudo para evadir hablar de la masacre, afortunadamente no lo consiguió.

De lo que sí habló fue de su queridísimo gobernador, Cuitláhuac García; para defenderlo sí tuvo palabras hasta de sobra, que si se leen entre líneas, bien podría ser una nueva amenaza por parte del tabasqueño que dijo que García, “esta siendo sometido a fuertes presiones (¡pobrecito!) por que la política de Veracruz quiere seguir medrando e imponiéndose pero no lo van a lograr, pero Cuitláhuac no está solo, tiene el apoyo del pueblo (¿sabio y bueno?) y del gobierno federal, para que le vayan midiendo”, o sea, para que nadie se atreva a tocar a un gobernador que ha dado sobradas pruebas de incapacidad y reiteró “somos muy tercos”.

Bueno, y como el presidente municipal de Minatitlán es también de extracción morenista, Nicolás Reyes Alvarez, pues ¡aguas!, porque tampoco hay que meterse con él ni “presionarlo”.

Como puede observarse, el presidente sí se dio tiempo para levantarle la mano en señal de victoria a su gobernador consentido y a poner un plazo, -eso sí, bajo una insistente pregunta-, para que supuestamente, la terrible inseguridad que vive la entidad veracruzana se revierta; seis meses que en realidad, se ve muy difícil que pueda cumplir y para ello, el tabasqueño apuesta todas sus fichas a la entrada en operación de la Guardia Nacional que ojalá funcione, pero quién sabe.

El problema, en este caso, es que tanto el presidente, como el gobernador que por lo demás, ha demostrado que tampoco puede con la inseguridad, han politizado la tragedia y podría decirse entonces que la cúpula de Morena, se ha dedicado a enderezar sus baterías ni más ni menos que en contra del fiscal estatal, Jorge Winckler, quien en conferencia de prensa, informó que en el referido multihomicidio, se investiga la participación de los grupos delictivos: Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Haciendo un poco de historia, son bien conocidos en la entidad, los pleitos a grito abierto que ha tenido el gobernador con el fiscal Winckler, que fue puesto en el cargo ni más ni menos que por el exgobernador de triste y desafortunado recuerdo, Miguel Angel Yunes Linares.

Identificado con los intereses del panista, a la llegada de Morena a la gubernatura, la consigna fue quitarlo y como no han podido, Cuitláhuac García, sobre todo en esta tragedia, ha utilizado a la figura del fiscal estatal para cubrir su incompetencia para combatir la inseguridad en el estado. Y no es que Winckler sea buen o mal elemento, a los ojos incluso del presidente López Obrador, forma parte de ese pasado que, -según él-, le dejó un “cochinero” en el país que desde luego, le costará muchísimo trabajo limpiar. ¿Será?

Así, García respiró aliviado cuando el presidente encabezó su acostumbrada conferencia de prensa mañanera en la entidad veracruzana y aún más, cuando informó que estará en Minatitlán para el viernes, porque de esta manera, el mandatario estatal puede cubrirse detrás de la figura de su jefe.

Además, lo que resulta inaudito y no puede dejar de comentarse, es que la noche del domingo, por sus redes, AMLO puso algo aberrante que llamó: “un mensaje espontáneo desde el puerto de Veracruz que lo ha visto todo desde hace más de 500 años” y todavía, el Ejecutivo se lanzó a recordar aquellas tan desafortunadas disculpas que solicitó a España por los atropellos cometidos durante la Conquista.  

Ahora, todas las miradas estarán atentas a lo que ocurra en el mes de septiembre, fecha en la que, presionado, López Obrador tendrá que dar algún resultado

MUNICIONES

*** Como ya tiene el desafuero sobre su cabeza, -situación que se tendrá que definir mañana-, en el colmo del cinismo, El diputado hidalguense, Cipriano Charrez Pedraza, da “patadas de ahogado” y envió un boletín en el que se victimiza al considerar que a partir “del lamentable hecho de octubre pasado, he sido víctima de un linchamiento mediático y jurídico originado por el gobierno del estado encabezado por el priista Omar Fayad”. Agregó que en caso de que se vote por su desafuero, “se dejará en situación de vulnerabilidad y representación a uno de los dos distritos federales indígenas que hay en el estado de Hidalgo, que para su mala suerte también fueron marginados de los 25 Proyectos Alternativos de Nación, a pesar de los reiterados baños de pueblo que ahora realizan sus  gobernantes”. Se le olvida al diputado Charrez que nadie en esta vida es indispensable; que él no es el “angel salvador” de la comunidad indígena de Hidalgo y que, “gracias” a que venía conduciendo en estado inconveniente, un joven de 21 años murió calcinado en su taxi sin que nadie le brindara auxilio porque el legislador se dio a la fuga. ¡Qué tal!

*** Luego de la tragedia ocurrida en Minatitlán el viernes pasado, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, condenó el ataque y  anunció que reforzará las zonas limítrofes de su estado con Veracruz, es decir, se concentrarán policías en los municipios de  Tuxtepec, Loma Bonita, Santiago Choapam, Chimalapa y Matías Romero. El mandatario estatal hizo hincapié en que, “tenemos que cerrar las fronteras, y pues, estar atentos para que lo que esté sucediendo allá, no pueda contaminar el Estado de Oaxaca».

*** El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, También salió a defender al frágil gobernador de Veracruz, al hacer un llamado para apoyar la lucha contra la inseguridad y la delincuencia, pues se trata de un tema que corresponde al Ejecutivo Federal, pero también a los gobiernos de los estados, a las autoridades de todos los niveles e, incluso, al Poder Legislativo. Dijo que hay que combatir “una situación de inseguridad fuerte en el país”, que no es nueva y se ha agudizado hace 12 años. En este sentido, acotó, “cada quien debe hacer su parte”.

morcora@gmail.com

Redimensionar imagen