Compartir

Aunque el gobierno federal resalta a cada oportunidad que las fallas en el sector salud se deben a su abandono histórico, hace falta voltear a ver las gestiones que se realizan actualmente desde el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Zoé Robledo Aburto, y que implican permisiones para ciertas proveedoras del servicio de Banco de Sangre 2020-2023.

Una perla japonesa es Hemoser S.A. de C.V. que no se ha distinguido por cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones contractuales. En esta ocasión, destaca que, aunque la instalación de equipos, insumos y capacitaciones debían estar listos en los 90 días posteriores a la emisión del fallo de la licitación LA-050GYR988-E11-2019, la empresa de Ignacio Higareda se habría tomado 135 días para acreditar la prueba inicial de funcionamiento de los sistemas con que se verifica la seguridad de la sangre y sus productos.

Así, aunque todo debía estar listo a más tardar el 25 de agosto pasado, a la compañía aún le faltaría dar paso a la colocación de cableados e interfaces en los bancos de sangre que le tocaron, además de Centros de Colecta y Servicios de Transfusión, pues solo comprobó la operatividad ante la Dirección de Innovación y Desarrollo Tecnológico del IMSS, como se observa en el oficio firmado por Gerardo Castillo Riva Palacio Martha Teresa Rosales, por parte del Instituto.

Pero la tarea que sigue no es nada sencilla, ya que al acudir a campo deberá corroborar que se registren y enlacen de manera precisa todos los resultados de los análisis que se apliquen a donadores o pacientes, sobre todo porque así se confirma que la sangre no esté infectada con virus o infecciones que pongan en riesgo a los derechohabientes.

Ante todos estos factores, todo mundo comienza a preguntarse de qué privilegios goza Hemoser frente a otros proveedores.

La ruta del dinero

Los apoyos y las acciones de responsabilidad social de Grupo Televisa continúan en el contexto de la epidemia del coronavirus. En alianza con una institución bancaria, entregó mil despensas a la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) para ser repartidas en las comunidades que han padecido los estragos de fenómenos meteorológicos. Por esas actividades, por cierto, el gigante de los medios fue reconocido por la OEA, que resaltó  su compromiso social ante la contingencia sanitaria… Al interior del sector de las casas de juego se sabe que la firma Atracciones y Emociones Vallarta, de la familia Saidé Marcos, está moviendo todos sus recursos para que la 4T les autorice la resolución del juicio 6347/18-07-03-2, en donde el Tribunal Federal de Justicia Administrativa Sala Regional de Occidente, resolvió escindir su permiso y cederlo a cuatro nuevas empresas: Latam Operations, Waddcor, True Win Group, y Grupo Blue Bet México, para que puedan operar 50 salas. El caso es que a los Saidé se les ha visto en las últimas semanas en una conocida notaria de Prado Sur, en Lomas de Chapultepec, desde donde supuestamente estarían intentando cabildear el tema con Gobernación; amen del trato de marquesa a la aún secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, en su visita reciente a Nuevo León donde fue atendida por el propio Raúl Saidé. Sin embargo, queda claro que la ex Ministra de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero cumplirá la ley.

Redimensionar imagen