Compartir

Le dolió a Batres no haber ido a AMLOFest

Lo que más quería, hace dos días, el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Martí Batres, era estar presente en el AMLOFest/Kermesse que tuvo lugar en la explanada del Zócalo capitalino. “Eso sí me duele”, dijo el senador morenista porque tenía apartado su lugar ni más ni menos que en el presidium, junto al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, que no se hubiera quedado tan solito y se hubiera distraído de la plática en corto que durante todo el evento sostuvieron Beatriz Gutiérrez Müller y la jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Acto seguido, Batres Guadarrama pasó a “adornarse” para subrayar que lo primero para él, es cumplir con su responsabilidad como legislador. Y es que en la Cámara Alta, se estaba discutiendo ni más ni menos que la Ley de Austeridad, así que también el presidente de la Junta de Coordinación Política de esa instancia legislativa, Ricardo Monreal Avila, se lamentó de haber estado ausente en dicho Festival en el que por cierto, los refrigerios-hambrigús, circularon a más no poder.

La sesión en la Cámara Alta, se extendió toda la noche y la madrugada del pasado lunes, para concluir ayer, poco antes de las siete de la mañana, con una votación de 74 a favor y 29 abstenciones, quedó aprobada la Ley Federal de Austeridad Republicana y si en algún punto coincidieron las bancadas de oposición, es que la “aplanadora” morenista les metió sendo “madruguete”, con tal de dejarle a su jefe y presidente, manga ancha para gastar de manera discrecional. O sea, lo que antes censuraba con flamígero índice López Obrador, ahora, como ya está en la presidencia de la República, echa mano de esa práctica de tener concentrados todos los recursos y de esta manera, poder pagar a su clientela electoral, ¿o no?

En términos generales, dicha Ley elaborada a modo, busca poner límites al gasto y determina que los ahorros obtenidos, sean destinados a programas del Plan Nacional de Desarrollo, sí, ese catálogo de buenas y muy morales intenciones que el presidente López Obrador envió al Congreso. Pero aquí viene la mejor parte, porque dichos ahorros pueden canalizarse a lo que quiera el presidente, así de simple. Se nota que sus legisladores trabajaron muy duro con tal de complacer a su jefe máximo.

Lo que la oposición “bautizó” como la nueva Partida Secreta anual, podría alcanzar hasta la nada despreciable cantidad de 90 mil millones de pesos.

“¿Y por qué lo pudieron aprobar? –se preguntó vía twitter el senador panista Julen Rementería-, Porque no es una reforma constitucional y con sus propios votos les alcanza. Ni en los tiempos más oscuros del pasado”.

Por otro lado, es decir, en otra parte de dicha Ley que dejó tan a gusto a López Obrador, concretamente en el artículo 24, se establece que los servidores públicos que ocupen un cargo superior jerárquico y cuenten con información privilegiada, no podrán trabajar en la Iniciativa Privada por lo menos en un plazo de 10 años, que partirían desde el momento en el que dejaran su cargo.

Uno de los artífices para este punto, fue el siempre culto y refinado senador Félix Salgado Macedonio, mejor recordado por amenazar de manera grosera y vulgar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo que viene al respecto, no es “miel sobre hojuelas”, ya que las fracciones parlamentarias de la oposición, consideraron dicho artículo violatorio de los derechos humanos, por lo que tienen contemplado presentar una acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Austeridad.

Además, no está de más considerar la opinión de especialistas como Eduardo Bojórquez, director de Transparencia Internacional México, quien advirtió que si la Ley de Austeridad no está bien diseñada, se propicia el mercado negro;” porque para cada candado, hay una llave” y en base a esto, planteó que se deberían crear mecanismos de supervisión para que los ahorros no se concentren únicamente en el Poder Ejecutivo. “Los ahorros se convertirán en instrumentos políticos y traer de vuelta el clientelismo político”.

En esto también coincidió plenamente el exconsejero-presidente del entonces Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde.

MUNICIONES

*** En su AMLOKermesse, el presidente evitó hablar de los temas que le incomodan como es el de la Guardia Nacional, que a Tabasco, la tierra de López Obrador, llegó “haciendo lumbre”, pues tuvo un rechazo generalizado, a grado tal, que hubo quema de cinco vehículos así como una manta con amenazas contra la Guardia Nacional, con lo que la delincuencia le declaró la guerra, pero con eso de que López Obrador no está dispuesto a reprimir a absolutamente nadie porque son “pueblo bueno y sabio”, quien sabe cómo se les pongan las cosas a los elementos de la GN. De cualquier manera, con todo y sus enormes uniformes, talla XXXG, arribaron al estado al menos mil 500 elementos que lo resguardarán y para ello, estarán distribuidos en cinco municipios que son: Huimanguillo, Centro, Teapa, Macuspana y Tenosique, y también colaborarán en tareas tendientes a  reforzar la frontera sur. Sobre los hechos violentos, el gobierno que encabeza Adán Augusto López Hernández, muy valiente dijo que esos acontecimientos no lo amedrentan porque está preparado para ese tipo de situaciones, ¿será?, al tiempo que aseguró que se trata de un hecho aislado y que confían en que las autoridades estatales, en coordinación con las federales, darán con los responsables de estos hechos. No, pues sí.

*** A Jalisco llegaron mil 875 elementos de la Guardia Nacional; los primeros de 3 mil 600. El gobernador del estado, Enrique Alfaro se reunió de inmediato con los mandos operativos para revisar esquemas de organización.

*** A Michoacán, entidad colapsada por el tema de la inseguridad, también llegó la GN, solo que en medio del más total hermetismo para tomar el control de la seguridad, en un estado que de por sí está incendiado. Primero, llegó una parte a Uruapan, Morelia y Lázaro Cárdenas. En total habrá cuatro mil 500 elementos, pero se dice en dicha entidad que no serán suficientes.

*** Mientras, en el Museo de la CDMX, la jefa del Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, presentó la Estrategia de Fortalecimiento de Seguridad en la CDMX. Se supone que se endurecerán los castigos a personas reincidentes y habrá sanciones no menos rigurosas como doble pena, -se supone-, a policías que estén coludidos con delincuentes. También será castigado el ultraje a la policía y el otro tema es el robo de celular como un agravante porque es un hurto de la identidad de la persona. Sobre la presencia de la Guardia Nacional en algunas alcaldías de la CDMX, se evaluará de manera cotidiana su permanencia.

Redimensionar imagen