Compartir

Limpieza total en Derechos Humanos



Ricardo Monreal dijo que «nadie es indispensable en la construcción de un Estado nuevo», en referencia directa a los cinco consejeros honorarios de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH)que renunciaron, como protesta por la forma como llegó Rosario Piedra Ibarra a la titularidad del organismo.

El líder de la mayoría senatorial calificó como benéfica su salida, pues si bien es cierto que es gente muy valiosa, hay más mexicanos de enorme valía. La CNDH necesitaba de una fuerte sacudida, pues el grupo que la manejaba llevaba cerca de 30 años y se requería de un cambio radical. A los reporteros les expuso, que, para Morena, la designación de Piedra Ibarra como la nueva defensora del pueblo, es firme, inobjetable y contundente.

Monreal Ávila añadió que es natural que se presenten las renuncias de los consejeros honorarios. Pues es otro escenario el que se vive y es un cambio profundo el que sufrirá la instancia defensora de los derechos humanos «pudieron ser un contrapeso al interior, pero decidieron ausentarse»

A la insistencia de sus entrevistadores, sobre la ilegitimidad del como se nombró a Piedra Ibarra, el zacatecano aseveró que el nombramiento y elección fue contundente, pues se atendió el principio de la legalidad y constitucionalmente es inatacable, y ello se va a demostrar en el deshechamiento de los recursos legales que se interpongan.

Continuó manifestando que los opositores al nombramiento de Piedra Ibarra pueden acudir a los tribunales; pueden acudir a las instancias internacionales, que son recursos políticos partidistas válidos, pero de una profunda ignorancia jurídica, porque ante el amparo, ante la controversia constitucional es totalmente improcedente.

Finalmente, a Monreal Ávila le resulta extraño el interés que hay en la CNDH y se aventuró a decir que suena «metálico, a intereses muy profundos, tanto económicos, como políticos y de complicidad; es muy fuerte la oposición contra Rosario, es una mujer honesta, incorruptible, que proviene de la lucha social»

Así es y así tenía que ser.

En un esfuerzo para limar las asperezas que la elección de la presidenta de la CNDH produjo, Mónica Fernández Balboa, en forma contundente, reconoció el derecho de los senadores de la LXIV Legislatura, para manifestarse libremente, con apego a las normas legales y reglamentarias que regulan la actividad parlamentaria.

Había que apaciguar los ánimos caldeados y la presidenta del Senado lo hizo, para que la senadora del PAN Xóchitl Gálvez, hiciera a un lado su hiperactividad y dejara de incurrir en provocaciones y abatir su intentona de convertir a la Cámara alta en un mercado -como lo hizo ya en la alcaldía de Miguel Hidalgo, cuando la gobernó-, y se ha dedicado a poner pancartas, dañar el edificio y luego decir «usted perdone».

A la senadora panista oriunda de Hidalgo, alguien debería decirle que el recinto legislativo de Paseo de la reforma e Insurgentes es patrimonio de México, no su casa. Las disculpas no bastan.

En su carácter de titular de la Presidencia de la Mesa Directiva seguirá Mónica Fernández rechazó de manera enérgica cualquier forma de violencia que se exprese, al tenor del debate de ideas, por parte de las y los legisladores.

Fue sano para la democracia escucharla. Apenas había arrancado la sesión de este jueves, cuando la tabasqueña ratificó el llamado los diversos grupos parlamentarios, a conducirse en orden y con respeto verbal y físico, en todo momento y circunstancia.

Desde este espacio siempre hemos abogado por la civilidad y este día, se dio una muestra de ella, cuando Fernández Balboa dijo: «Como mujer y presidenta de esta Mesa Directiva de la Primera Legislatura con paridad de género, y a nombre de millones de mexicanas, rechazó categóricamente las expresiones de agresión y violencia en contra de cualquier mujer, en cualquier circunstancia; y exhortamos a que no se repitan estos eventos».

También aprovechó para llamar a las senadoras y a los senadores, para que utilicen la política como el medio idóneo para dirimir las diferencias y favorecer el diálogo; el intercambio positivo de ideas, el entendimiento y la construcción de acuerdos en beneficio de México.

Y es que lo ocurrido en la Sesión Plenaria de la Cámara de Senadores, celebrada el pasado 12 de noviembre, durante la toma de protesta de la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para el periodo 2019-2024, fue la locura. La tribuna fue tomada por un grupo de senadores panistas, y también de Morena que actuaron como porros y provocaron a sus adversarios en forma grosera, sobre todo de dos senadoras que se dicen haber sido atacadas, cuando fueron ellas las que apabullaron al pobre senador Gustavo Madero.

Ya se empiezan a escuchar manifestaciones de inconformidad de otras organizaciones.

La lista de inconformes la encabeza la Asociación de Gobernadores del PAN, conocida como GOAN, para la cual la elección de la titular de la CNDH es una clara violación a la Constitución y a los Tratados Internacionales sobre derechos humanos.

A través de su cuenta en Twitter, los mandatarios surgidos de las filas del partido azul y blanco subrayaron que no reconocen ni reconocerán «la autoridad de quien es producto de un fraude».

«A partir del primer minuto del 13 de noviembre, no reconoceremos la autoridad ni recomendaciones de quien asume el cargo en medio de violencia y fuertes cuestionamientos de su legitimidad», aseguraron los gobernadores de Acción Nacional.

«Nuestro compromiso es con el Estado de Derecho», resaltó la GOAN en la red social.

Después de tantas declaraciones en el sentido de que «el Tren Maya va», resultó toda una sorpresa el anuncio de que se efectuará una consulta entre los pueblos indígenas para decidir si se realiza o no esta obra estelar del actual régimen.

El titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, anunció que mañana, viernes, se lanzará la convocatoria para realizar la consulta en los pueblos indígenas y originarios por donde pasará el Tren Maya.

Luego de reunirse con el presidente López Obrador en Palacio Nacional, el funcionario reveló que acordaron afinar la convocatoria para lanzarla el próximo viernes y que los habitantes de estas zonas señalen si están o no de acuerdo con las obras.

«Estamos trabajando en eso las diferentes dependencias del gobierno de la República involucrados en este proceso. A nosotros nos toca lo que corresponda a la consulta indígena, que es en donde va la vía, en ese sentido estamos trabajando y espero el viernes el señor presidente esté anunciando la convocatoria», dijo que tienen comunicación directa con los pueblos y comunidades sobre todo de la península de Yucatán en donde no se ha realizado consulta.

ubaldodiazmartin@hotmail.com
udiaz9021@gmail.com
Redimensionar imagen