Compartir

La semana pasada, así, como quién no quiere la cosa, trascendió que Grupo Gilbert que dirige Carlos Rodríguez obtuvo una suspensión temporal contra de decisión emitida en el oficio GACM/DG/DDC-LT/SC/GROIA-A/0015/220  del Grupo Aeroportuario de la CDMX firmada por el ingeniero Jesús Manuel González Vallarino que les negaba comprar 45 mil toneladas chatarra del fenecido Nuevo Aeropuerto Internacional de México, decisión con la que también se atajaba la voluntad de Andrés Manuel López Obrador de inundar ese polígono a fin de crear un acuaparque ecológico.

Sin embargo, pese a esa suspensión provisional, se espera que venga la impugnación -la revancha jurídica- del Inge Vallarino pues en ello se juega no sólo su prestigio sino también su libertad en los próximos años. Usted debe recordar, la licitación del acero ya montado en el NAIM fue objetada en agosto pasado por 7 empresas que acusaron de favoritismo y corrupción esa licitación por lo que, para evitarse escándalos, la administración de Gerardo Ferrando al frente del GACM, ordenó al administrador del contrato 001-LPN-GACM-EB-2020 ( o sea el Inge Vallarino) concluir el contrato con Grupo Gilbert sin dar mayor explicación, pero seguramente temeroso del sainete y denuncia interpuesta por la legisladora Xóchitl Gálvez aunque ello significara rezagar de manera significativa el plan presidencial de iniciar la inundación del polígono del NAIM el primero de enero entrante.

Precisamente la falta de explicación jurídica es lo que facilitó a Gilbert ganar una suspensión provisional… pero lo cual lleva irreductiblemente a la revancha del Inge Vallarino y de su jefe Ferrando.

Y es que ahora el Inge y Ferrando tendrían que aceptar, con todas sus consecuencias, que cancelaron indebidamente el contrato con Gilbert y solventar el daño en reputación a la empresa de Carlos Rodríguez. O, para evitar esa incómoda situación, el GACM tendrá que combatir esa suspensión a favor de Gilbert y -aunque no lo quiera- respaldar las otras denuncias que señalan a la empresa de Rodríguez de posible conflicto de interés por trabajar simultáneamente en Santa Lucía.

SAT, Fuerza Canina vs Rapsican

El Sistema de Administración Tributaria canceló el servicio de revisión no intrusiva de mercancías en aduanas contratado con la firma Rapiscan (parte del consorcio tecnológico OSI que preside Deepak Chopra) pues el contrato resultaba desventajoso para el Estado de Mexicano; y para reforzar el control en las Aduanas de México se intensifica la coordinación con la Marina y la Sedena, que comandan José Rafael Ojeda y Luis Crescencio Sandoval, respectivamente, para la revisión directa con la tecnología disponible pero también con “elementos caninos” que ya han dado mejor resultado que Rapiscan. Vaya, para renovar el contrato, la multinacional exigía 3,800 millones de pesos este año y seguir manteniendo la información aduanal -incluyendo imágenes- en otros países aún tratándose de asuntos de Seguridad Nacional; la dura negociación encabezada por Raquel Buenrostro hizo que Rapsican ofrecieran cobrar sólo 1,400 millones pero reservándose el control sobre la información… cosa que no aceptó el SAT. Pero, sorpresa, a los pocos días de suspendido el servicio, el nuevo equipo de Aduanas a cargo de Horacio Duarte, apoyado con perros entrenados, capturaron un histórico cargamento de armas que superó las incautaciones hechas en 8 año por Rapiscan. Así que, además de buscar mejores condiciones tecnológicas, el SAT, SEDENA y SEMAR, elaboran un proyecto para crianza y entrenamiento canino que contribuya a combatir el contrabando.

Traxión al mercado

 La firma de transporte y logística Traxión se anotó otro tanto con la emisión de 2 mil 500 millones de pesos en certificados bursátiles a siete años en BIVA, de Santiago Urquiza Luna-Parra. Con ello, el conglomerado al mando de Aby Lijtszain dio muestra de la confianza que ha generado en los inversionistas, la cual ha sido resultado de su exitoso modelo de negocio en esta pandemia. Ejemplo de ello son también los resultados al segundo trimestre de 2020 con utilidad neta de 151 millones de pesos, 112.5% más que hace un año.

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano

Redimensionar imagen